Fitur 2007

Plan del Gobierno y las empresas para defender el liderazgo turístico

España se consolida un año más como segundo destino turístico por ingresos (48.181 millones) y visitantes (58,4 millones). Sin embargo, 'conviene que la industria mantenga la alerta porque la competencia está viva', dijeron ayer los máximos responsables del turismo en la inauguración de Fitur. El Gobierno refuerza un plan público-privado para conservar el segundo puesto y afrontar la competencia de destinos más baratos.

Desde ayer y hasta el próximo domingo, todas las empresas turísticas se reúnen en Madrid en la XXVI edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se ha convertido en el segundo mayor certamen mundial. Y es así porque España vuelve a ser el segundo destino preferido por los turistas. En 2006, llegaron 58,4 millones de extranjeros, cifra récord, que permitió un crecimiento del 4,5%, según el secretario general de la OMT (Organización Mundial de Turismo), Franceso Frangielli. No obstante, y pese a estos datos positivos, éste advirtió a los empresarios allí presentes, que mantengan la alerta 'porque la competencia está viva. Como la economía, el turismo está cambiando y el escenario es diferente'. Habló de los problemas que acuciaron al negocio en 2006, como la subida del crudo, o el calentamiento de la tierra.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, expuso la intención del Gobierno de conservar y consolidar esta segunda plaza en el mundo de los viajes. Anunció que el Ejecutivo impulsa un plan hasta 2010, que tiene como fin competir con otros países rivales con precios más atractivos.

El ministerio, que cuenta con la participación privada para ejecutarlo, incluye numerosas medidas de promoción, tecnología, especialización de producto y captación de clientes en otros destinos del mundo. Este programa general recoge otro más concreto, el plan Premium, destinado a atraer al público extranjero con mayor poder adquisitivo y a elevar el gasto de los que nos visitan.

El gasto total generado por los visitantes ascendió el pasado año a 48.181 millones de euros, un 4,7% más, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur), publicada ayer. Este dato contradice al ofrecido por el lobby empresarial Exceltur, cuyo informe recoge una caída del gasto real del 2,8%.

El desembolso medio por persona también avanzó hasta los 857 euros (un 0,3% más). Los visitantes de Alemania y Reino Unido dejaron aquí el 46,7% del total del gasto.

El rey Juan Carlos I apuntó que 'España sigue siendo un referente internacional en materia turística', y llamó al respeto al medio ambiente. También recordó la XXXII edición de la Copa América que estimulará al turismo.

Globalia absorbe la marca Oasis y sus activos hoteleros

El grupo turístico Globalia anunció ayer en Fitur un acuerdo con la cadena hotelera Oasis, de la que controla ya el 80% del capital. A través del mismo, los 13 establecimientos de Oasis pasarán a integrarse en la cartera del grupo de los Hidalgo. Además, Globalia comercializará los hoteles que ya tenía en España y Latinoamérica bajo las marcas Oasis y Gran Oasis, a partir del 1 de noviembre.

De esta forma, todos los hoteles quedarán bajo la tutela de Francisco Gimena, hasta ahora el responsable de la división hotelera de Globalia. Con el acuerdo, la familia Hidalgo pretende elevar la facturación de esta actividad hasta los 215 millones de euros, frente a los 23,5 millones de euros con que finalizó en 2006. Además, la operación facilitará el objetivo de extender su negocio en el Caribe, quedando su cartera actual en 32 hoteles, que suman más de 10.000 habitaciones en 15 destinos turísticos de seis países.

Globalia persigue contar con 100 hoteles y unas 35.000 camas para el año 2010. Otro de sus objetivos estratégicos es reformar los establecimientos 'para adaptarlos a la calidad', que persigue. A ello el grupo destinará cerca de 25 millones.