Inversión

La negociación de 'warrants' batió su récord el año pasado

El mercado español de warrants creció un 35% en términos de volumen el año pasado y registró un nuevo récord de negociación, casi 3.000 millones de euros, generados en su mayor parte por el inversor minorista.

El volumen negociado por los warrants en España ha crecido año tras año desde su aparición en 1998. 'El primer gran salto se produjo en 2000, durante el boom tecnológico. El segundo, en 2003, cuando el mercado de warrants dejó de ser manual y se hizo electrónico', explicaba ayer Adrián Juliá, director de Productos Cotizados de Société Générale.

Los warrants son opciones sobre acciones, de compra y de venta, que cotizan en el mercado. La subida de la Bolsa en 2006 hasta máximos y el récord de negociación en el mercado continuo han beneficiado la negociación en warrants, que cerraron 2006 con casi 3.000 millones de euros negociados, máximo histórico.

Durante 2006 cotizaron en la Bolsa española 5.537 warrants. Las emisiones activas al cierre del año suman 2.627 warrants casi el doble de las 1.344 de cierre de 2005. Los warrants pierden vigencia cuando el precio de ejercicio queda muy desfasado con respecto al precio de la acción subyacente al que están ligados.

El número de emisiones admitidas ha pasado de 1.806 a 4.063. Se han registrado emisiones ligadas a 111 subyacentes, aumentando con respecto al año pasado las emisiones de empresas extranjeras y compañías españolas de mediana capitalización.

No obstante, Juliá matiza las cifras, pues una cosa es la oferta disponible y otra la respuesta de los inversores. 'Un total de 1.140 warrants no negociaron nada durante 2006, cifra que asciende a 2.154 si se engloban los warrants que negociaron un importe inferior a 10.000 euros'.

El 80% de la negociación se concentró en warrants con subyacentes españoles. El Ibex 35 es el activo subyacente más negociado, justo por delante de Repsol, Santander, Telefónica, BBVA y Endesa. 'En general el inversor en warrants prefiere acciones a índices. Los grandes indicadores como el Nasdaq o el Euro Stoxx han perdido interés', señala Juliá.

El mercado de warrants es utilizado mayoritariamente por el inversor minorista. La orden media es de 6.000 euros.