Lealtad, 1

Bernanke y el enigma del empleo

Ben Bernanke se enfrenta en estos días a un dilema que ya algunos han calificado como un nuevo conundrum o enigma. Así calificó Alan Greenspan hace dos años el paradójico comportamiento de la deuda estadounidense, cuyo rendimiento estuvo cayendo en plena fase alcista de los tipos de interés oficiales.

El enigma al que se enfrenta el actual presidente de la Fed tiene que ver con el bajo índice de desempleo que mantiene Estados Unidos, en un momento de teórica desaceleración económica; algo que en los manuales conlleva siempre un alza del paro.

El asunto no es baladí y preocupa a la Reserva Federal porque más empleo es sinónimo de mayores costes laborales que pueden trasladarse al índice de precios al consumo.

Así que en el seno de la Fed y en la comunidad financiera se debate en estos días sobre cuál es la situación real de la economía estadounidense. Es decir, si los indicadores que se han ido conociendo reflejan menos fortaleza de la que realmente existe, o si los datos de empleo aún no han reflejado el menor crecimiento de la actividad.

El índice de desempleo se situó en el 4,5% en diciembre, el nivel más bajo desde 2000. El viernes se conoce el dato de enero, y previsiones apuntan a que se mantendrá en ese nivel.

Hoy también se publica el primer avance de crecimiento económico para el cuarto trimestre de 2006. Los analistas sondeados por Bloomberg estiman un crecimiento del PIB del 3%, frente al 2% del tercero, el 2,6% del segundo y el 5,6% del primer trimestre. Si se confirma el dato la economía habría experimentado una cierta aceleración en los últimos meses.

Con estos ingredientes, Bernanke debe tomar una decisión que muy probablemente pasará por mantener hoy los tipos en el 5,25%. La coyuntura, de momento, aleja la posibilidad de una rebaja de tipos como esperaba parte del mercado. Aleja también el riesgo de recesión que temía otra parte de la comunidad financiera y, por el momento, parece que confirma una suave desaceleración: el escenario idóneo para la Fed.