Laboral

Contratar a un fijo es unos 1.000 euros más barato que un temporal, según Trabajo

Hacer un contrato indefinido a una mujer o a un joven menor de 30 años resulta 1.000 euros al año más barato para el empresario que si contratara a ese mismo trabajador de forma temporal. Si el trabajador es mayor de 45 años, el ahorro es de 1.352 euros al año, según los cálculos del Ministerio de Trabajo.

Las ayudas para que los empresarios hagan contratos indefinidos a sus trabajadores, pactadas en la última reforma laboral, han arrojado un claro balance positivo en sus primeros seis meses de aplicación: 1.215.673 contratos indefinidos, un 63%% más que en el mismo periodo del año anterior.

Este impulso de la contratación indefinida no es sólo fruto del plan de choque, que bonificó la conversión de contratos temporales en fijos hasta el pasado 31 de diciembre, sino también de contratos fijos iniciales, como primer contrato que hace la empresa al trabajador. Así, en el segundo semestre del año pasado las empresas hicieron 54.435 contratos indefinidos iniciales, un 28% más; y 670.238 conversiones de temporales a fijos dentro de una misma empresa, lo que supuso un crecimiento del 108%.

'Esto ha ocurrido porque los empresarios están empezando a hacer cálculos y están comprobando que a la hora de contratar a un mismo trabajador es sustancialmente más barato hacerlo con un contrato indefinido que con uno temporal, gracias a las bonificaciones de las cotizaciones existentes', aseguró ayer el secretario general de Empleo, Antonio González.

De hecho, según sus cálculos, si un empresario deduce contratar a una mujer o a un joven menor de 30 años, con una base media de cotización de estos colectivos (15.000 euros anuales), hacerle un contrato indefinido en lugar de uno temporal le supondrá un ahorro anual de unos 1.000 euros. Esto es equivalente a una rebaja en el pago de cotizaciones de 6,7 puntos, del total de 29% del salario que paga el empresario (contingencias comunes y desempleo) a la Seguridad Social.

Si este trabajador es mayor de 45 años, su base media de cotización se eleva a 16.200 euros anuales, y el ahorro para el empresario también aumenta hasta 1.352 euros anuales. En este caso la rebaja equivalente en el tipo de cotización es de 8,35 puntos.

æpermil;ste es el efecto por tanto de aplicar las actuales bonificaciones para los contratos de fomento del empleo, que además tienen una indemnización por despido de 33 días por año y un máximo de 24 mensualidades, más barato que el contrato fijo ordinario. Asimismo, Trabajo ha incluido la rebaja de un cuarto de punto aplicable a todos los contratos indefinidos desde el pasado 1 de julio, si bien no ha contabilizado la futura rebaja adicional de otro cuarto de punto que se aplicará el 1 de julio de 2008, tal y como se pactó en la reforma laboral.

No obstante, este ahorro es sólo temporal, ya que durará un máximo de cuatro años, que es lo que duran las bonificaciones al empleo estable (antes de la última reforma laboral duraban dos años). Una vez transcurrido ese tiempo, el empresario no sólo pagará más cotizaciones por ese trabajador indefinido que por uno temporal, sino que además el primero tendrá una indemnización por despido y una antigüedad, al menos de cuatro años.

Más indefinidos en el sector servicios

De los 1.215.673 nuevos contratos indefinidos que hicieron las empresas en el segundo semestre de 2006, el 54% se hicieron a hombres; el 64% de ellos tenían entre 25 y 44 años; y siete de cada diez se hicieron en el sector servicios. Un hombre de entre 25 y 44 años que trabaje en el sector servicios sería, por tanto, el perfil de trabajador que ha conseguido más contratos indefinidos desde la puesta en marcha de la última reforma laboral. Si bien, el Ministerio de Trabajo ha hecho este cálculo teniendo en cuenta qué colectivos han experimentado un mayor crecimiento de las conversiones de contratos temporales a indefinidos, que son las que estaban bonificadas por un plan de choque que duró del 1 de julio al 31 de diciembre. Atendiendo a esto, se observa que los mayores de 45 años, las mujeres, y el sector de la construcción fueron los que más se beneficiaron de este plan de choque. En concreto, las conversiones aumentaron un 190,8% entre los mayores de 45 años, un 112% en las mujeres, y un 196,2% en el sector de la construcción. En la industria el crecimiento de la contratación indefinida inicial se multiplicó por veinte. Además todos los contratos fijos iniciales a mayores de 45 años fueron ordinarios, esto es con una indemnización por despido de 45 días por año.