Pensiones

La pensión media de los autónomos es casi un 40% inferior a la de los trabajadores del Régimen General

La pensión media de los autónomos se situó a principios del pasado mes de diciembre en 474,5 euros mensuales, cifra que es un 39,5% inferior a de los asalariados inscritos en el Régimen General de la Seguridad Social, según datos facilitados hoy por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Esta diferencia se debe a que casi nueve de cada diez trabajadores de este colectivo no supera la base mínima de cotización, según consta en los registros de la Seguridad Social.

Esta diferencia entre la pensión media de los autónomos y la percibida por los trabajadores del Régimen General se ha ido acortando en los últimos años, aunque, para UPTA, la brecha sigue siendo "muy importante". La distancia entre ambas pensiones medias era en 2004 del 41%, porcentaje que se redujo hasta el 40% en 2005. Ello se debe a que los pensionistas autónomos cobraban, de media, 27 euros más al mes en diciembre de 2006 que en igual mes de 2005. A pesar de ello, los trabajadores por cuenta propia perciben una pensión inferior en 172 euros mensuales a la pensión media de todo el sistema de la Seguridad Social (646,76 euros mensuales).

Los pensionistas autónomos superaron el millón por primera vez

En diciembre de 2006, el número de pensionistas autónomos superó por primera vez el millón de personas, al alcanzarse la cifra de 1.009.318 perceptores, casi 28.000 más que un año antes. De ellos, 98.886 cobran una pensión de viudedad, con un valor medio de 364,62 euros mensuales, 174 euros menos que lo que perciben los pensionistas de viudedad del Régimen General.

UPTA denunció además que por debajo de las pensiones medias que reciben los autónomos sólo se encuentran las de los trabajadores del Régimen Especial Agrario (REASS) y del Régimen Especial del Hogar. En las bajas pensiones de los autónomos influye el hecho de que casi nueve de cada diez trabajadores de este colectivo no supera la base mínima de cotización, según consta en los registros de la Seguridad Social. Por este motivo, UPTA ha solicitado al Ministerio de Trabajo que en 2007 realice una nueva campaña de información a los autónomos para que aumenten sus bases de cotización, y se flexibilicen al mismo tiempo las condiciones para modificar "en cualquier momento" dichas

bases.