Mercados

La Bolsa se queda a las puertas de los 14.400 puntos

La Bolsa está viviendo un auténtico rally de fin de año. Al tradicional impulso que experimenta el mercado cada mes de diciembre se ha unido un sentimiento de optimismo, a veces medido, a veces desaforado, que ha llevado al Ibex 35 a las puertas de los 14.400 puntos tras marcar esta semana tres máximos consecutivos. El último se produjo el viernes a la altura de los 14.387,6 puntos después de una subida del 0,25%. Durante la sesión llegó a alcanzar un máximo en 14.418 puntos. La semana se salda con una revalorización del 2,21%.

La jornada comenzó con subidas en toda Europa, que se vieron confirmadas cuando a mediodía se dio a conocer el dato de inflación de Estados Unidos en noviembre. Contra todo pronóstico, el indicador se mantuvo sin cambios el mes pasado, desatando especulaciones sobre un posible descenso antes de lo previsto de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

En España la sesión estuvo protagonizada por Metrovacesa, cuyas acciones subieron un 3,25% después de que el consejo de administración de la compañía anunciara el pago de un dividendo bruto de 1 euro por acción el próximo 31 de enero. Se trata de una retribución a cuenta de los resultados de 2006. Fueron, sin embargo, los grandes bancos los que obraron la subida del Ibex, que ganó 35,7 puntos. BBVA y Santander se revalorizaron un 1,14% y un 0,21%, respectivamente.

El lastre del índice lo aportó Telefónica, cuyas acciones cayeron un 0,67%, hasta los 16,29 euros, después de que France Télécom y Vodafone anunciaran un acuerdo para desarrollar conjuntamente en España sus redes de telefonía móvil de tercera generación con el objetivo de reducir gastos en capital y costes operativos. La francesa subió un 1,5% en Bolsa en tanto que Vodafone se anotó un 0,69%. Las mayores ganancias en Europa fueron, no obstante, para los sectores de construcción y servicios financieros.

El Euro Stoxx 50 registró una subida del 0,47%, cerrando la séptima sesión consecutiva al alza con una revalorización acumulada del 3,45%. El índice se encuentra en su nivel más alto desde mediados de 2001. El Stoxx 50, el índice que incluye también a compañías de países que no han adoptado el euro, acumula un alza del 4,64% en 10 sesiones en la que es su mejor racha desde 1997, toda una década.

El Ibex 35 cierra la semana en máximos y con una revalorización del 2,21% desde el pasado viernes. En tan sólo dos semanas la subida acumulada alcanza un 5,32%.

La semana ha tenido varios protagonistas. A nivel internacional cabe destacar a Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal estadounidense, que mantuvo en vilo a los mercados hasta que el martes decidió mantener los tipos en el 5,25%. No obstante, advirtió que los riesgos inflacionistas aún no han desparecido.

De vuelta en España, Inditex es el claro vencedor de la semana después de anotarse en el periodo un alza del 8,03%. La compañía textil ha recibido el favor de analistas e inversores después de sorprender para bien con sus resultados del tercer trimestre. El valor ha registrado la mayor subida del Ibex en la semana y cerró el viernes en máximo histórico a la altura de 41,70 euros.

Abertis ha sido el otro protagonista de las últimas sesiones. El mercado ha premiado con una subida del 6,64% la ruptura del acuerdo de fusión con Autostrade. Sólo cinco valores del Ibex han cerrado en pérdidas esta semana: Gas Natural (-0,84%), Altadis (-0,32%) Endesa (-0,31%), Fadesa (-0,11%) y Ferrovial (-0,07%).

Un billón de capitalización bursátil

Tras el cierre de ayer el Ibex acumula una subida del 34% en el año, la mayor de Europa y una de las mayores del mundo, por encima incluso de muchos mercados emergentes a los que se les presupone más volatilidad.

La capitalización de la Bolsa española ha superado el billón de euros, por encima del Producto Interior Bruto español, señal de la madurez que está alcanzando el mercado.

A pesar de la subida, muchos son los optimistas que apuestan por nuevas revalorizaciones a lo largo del ejercicio que viene, aunque a nadie se le escapa que después de cuatro años de subidas, la trayectoria del Ibex no va a ser -o no debería- ser tan boyante como la de 2006. No obstante, la liquidez existente en el mercado y la perspectiva de que persista el ritmo actual de fusiones y adquisiciones deberían seguir presionando al alza el precio de las acciones. El potencial, con todo, parece mayor en Europa que en España.

Entretanto, los gestores de fondos, los grandes inversores del mercado, comienzan a dar por cerrado el ejercicio para que la foto final del 31 de diciembre no quede deslucida por una caída de última hora. Difícilmente, sin embargo, puede salir deslucido el balance de un fondo de renta variable con la subida acumulada hasta el momento.

El Dow Jones se mantiene en nivel récord

El IPC de Estados Unidos se mantuvo plano en contra de lo que esperaban los analistas, lo que deja el incremento interanual en el 2%. La noticia sirvió para que el Dow Jones tocara un nuevo máximo histórico por encima de los 12.450 puntos. El avance del día fue leve (0,23%), igual que el del Nasdaq (0,14%) y el del S&P (0,11%). El índice tecnológico está a punto de lograr máximo del año, mientras que el S&P cotiza en el nivel más alto desde noviembre de 2000.

La mejora de los mercados estadounidenses en los últimos meses ha incrementado notablemente los balances anuales. Las subidas de 2006 ya se aproximan a las de Europa (un 15,7% gana el Euro Stoxx 50), que durante gran parte del año ha sostenido una brecha importante frente a Estados Unidos.

Por otro lado, Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, manifestó ayer que las autoridades chinas corren el riesgo de perder el control de su economía a menos que dejen que el yuan se aprecie y que fortalezcan su sistema financiero. Bernanke se encuentra en Pekín en el marco de una delegación liderada por el secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, para intentar persuadir a China para que deje fluctuar más libremente su moneda, con el fin de que ayude a corregir los desequilibrios económicos globales.