Mercados

La Bolsa enfila de nuevo los 14.000

La fuerte subida de Wall Street una hora después de la apertura dio el tono ayer al resto de las Bolsas. El Ibex se revalorizó un 1,36% y recuperó prácticamente todo lo perdido en la jornada anterior. Los expertos advierten, eso sí, de la creciente volatilidad de los mercados.

Viene un tramo horizontal para las Bolsas que puede durar todo el primer trimestre del año próximo. No sería sorprendente que en este periodo de consolidación el Ibex cayese hasta los 13.000 puntos y hay que asumir que, durante un tiempo, toda subida fuerte tendrá un precio: el de propiciar nuevas caídas'. De esta manera resume Alberto Alonso, gestor de Inversis, la coyuntura del mercado. Y ayer lo que tocaban eran ganancias. El Ibex avanzó un 1,36% y cerró en 13.846,4 puntos.

Con esta subida, el Ibex consigue rebajar del 4,4% del viernes al 3,14% las pérdidas acumuladas desde el máximo histórico (los 14.294,6 puntos del pasado 22 de noviembre).

Ninguno de los valores del selectivo terminó ayer en pérdidas y las ganancias más abultadas correspondieron a Acerinox (4,79%), ante la expectativa de que traslade pronto a precios el encarecimiento de las materias primas, Gas Natural (3,61%), FCC (3,58%), NH Hoteles (3,28%) y Unión Fenosa (2,67%). El ligero descenso del euro (un 0,12% hasta 1,332 dólares) también contribuyó al tono positivo del mercado.

Pero la negociación no fue demasiado elevada. El volumen neto del mercado continuo apenas superó los 3.680 millones y se quedó por debajo de la media del año. Una negociación baja en una jornada alcista no es buen indicio, ya que significa que el mercado no ha entrado con convicción. 'Estamos en un rango lateral, dentro del cual la Bolsa se mueve con relativa facilidad y son meras cuestiones técnicas las que han impulsado la Bolsa hacia arriba', explica Nicolás López, de M&G Valores.

En cinco de las últimas siete sesiones el Ibex ha registrado oscilaciones (positivas o negativas) superiores al 1%, algo que no sucedía desde junio. 'Las caídas recientes no son preocupantes en absoluto. Sería mucho más preocupante que la Bolsa se adentrara en 2007 en niveles muy altos y con muchos inversores con mal de altura. Pero también es la confirmación de que a corto plazo habrá consolidación con mayor volatilidad', confirma José Luis Martínez Campuzano, de Citigroup.

La sesión de ayer es un ejemplo de la nueva dinámica del mercado. El Ibex abrió con fuerza, pero se fue apagando hasta caer por debajo de 13.650 puntos; a partir de ahí, el índice se fue hacia arriba y la ganancia se aceleró en cuanto Wall Street subió con ímpetu. El Ibex avanzó un 0,88% en la última hora de negociación, un 65% de todo lo que ganó en el día.

Europa se movió a la par, pero más moderadamente. Londres ganó un 0,48%; el Cac de París, un 0,8%; el Dax, un 0,87%. En Nueva York; el Nasdaq mejoró un 1,46%; el S&P 500, un 0,89% y el Dow Jones, un 0,74%.

Desaceleración prevista de los beneficios para 2007

El final de un ciclo. 'El soporte prestado a la renta variable por el fuerte crecimiento de los beneficios disminuirá en 2007', avisa UBS. Por primera vez en algo más de tres años, el mercado está esperando que los beneficios de las empresas que cotizan en el S&P 500 crezca menos de un 10%. La previsión, según una encuesta de Thomson Financial, es que el aumento de los beneficios en el cuarto trimestre de este año sería del 9,8%. Hasta ahora son 13 trimestres consecutivos creciendo a dos dígitos, algo que en los últimos 50 años sólo se ha repetido en otra ocasión, entre 1992 y 1995.

Para blindarse ante la desaceleración del ciclo, UBS aconseja apostar por empresas de elevada capitalización y recomienda en particular los sectores farmacéutico, financiero y de bienes de consumo básico.