Pymes

Andalucía logra que investigadores y empresas acepten innovar juntos

La primera cumbre encargada de reunir las demandas tecnológicas empresariales con la oferta de I+D andaluza ha acogido esta semana a 67 firmas y a más de un centenar de grupos de investigación.

Los expertos aseguran que desde que se logra un avance científico hasta que llega al mercado convertido en un producto o servicio transcurre una década, un plazo excesivamente largo que juega en contra de la competitividad de las empresas y que la Consejería de Innovación trata de acortar a toda costa. Para ello, los técnicos de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA) han analizado las necesidades tecnológicas de las compañías y han buscado los grupos de investigación que mejor pueden darles respuesta.

El siguiente paso ha sido sentar a las dos partes en una misma mesa en el mayor encuentro de transferencia de tecnología entre científicos y empresarios realizado en Andalucía. Esta primera cita multisectorial, organizada por IDEA, la agencia de innovación de la Junta, ha tenido lugar esta semana en Antequera (Málaga) y ya se preparan seis nuevas cumbres especializadas hasta junio de 2007 para agilizar el trasvase de conocimiento desde las universidades al tejido empresarial.

Las empresas participantes proceden de todas las provincias andaluzas y de distintos sectores productivos, desde el agroalimentario hasta la construcción, pasando por la sanidad, la aeronáutica o las tecnologías de la información y las telecomunicaciones. En el análisis de las necesidades, se ha detectado una preocupación creciente por la mejora de la gestión ambiental, como el uso de energías renovables o el tratamiento de los residuos industriales. Además, en las empresas del área agroalimentaria se registra una importante inquietud por la mejora de los etiquetados. Concretamente, se demandan soluciones para incorporar el etiquetado inteligente que permite mayor control sobre la conservación de los alimentos, además de un gran interés por lograr nuevos tipos de envases que mantengan mejor los productos.

Para la preparación de este encuentro se ha tenido en cuenta un estudio realizado por el Centro de Transferencia de Tecnología de Andalucía (Citandalucía) en colaboración con el Centro Andaluz de Prospectiva entre 3.500 empresas de la comunidad para determinar las necesidades tecnológicas y de innovación. Esta información se contrastó con la oferta de los 1.986 grupos universitarios andaluces, de modo que se han podido comparar las líneas de investigación existentes en cada sector y cuáles de estas vías son las que tienen más demanda.

Asesoramiento tecnológico gratuito para 1.200 compañías

La Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), presidida por Felipe Romera, nació por iniciativa de la Consejería de Innovación de la Junta para favorecer la modernización de las empresas mediante la unión de todo el sistema andaluz del conocimiento. Entre otros organismos, se alían en esta red los ocho parques tecnológicos de Andalucía, 21 centros de innovación y tecnología, la Corporación Tecnológica de Andalucía y las nueve universidades públicas andaluzas, a través de sus oficinas de transferencia de tecnología (OTRI).

En el año y medio de funcionamiento de RETA, que dispone de técnicos en los principales parques y polígonos empresariales de Andalucía, más de 1.200 empresas se han beneficiado de los servicios de asesoramiento tecnológico gratuito de estos profesionales, que han detectado 800 demandas tecnológicas y han resuelto por el momento la mitad de ellas.

En total, más de 14.000 compañías que se ubican en 19 agrupaciones tecnológicas de toda la comunidad tienen acceso a estos análisis gratuitos sobre innovación. Hasta 42 empresas han logrado patentar su tecnología gracias a esta ayuda.