EDITORIAL

El boom del bajo coste

El transporte aéreo acelera su transformación de la mano de las empresas de bajo coste. En los últimos años han emergido y se han consolidado unas aerolíneas que han roto con el tradicional concepto de elitismo y rigidez de las compañías de bandera tradicionales. Pasado el periodo de eclosión e incluso el de consolidación, la industria se enfrenta ahora al periodo de maduración mediante la puesta en valor de estas sociedades. Vueling, una novel compañía, se prepara para saltar a la Bolsa y Clickair, la filial creada por Iberia, quiere seguir esos pasos a medio plazo. La pujanza de esta actividad es tal que, tras decidir Easyjet y Ryanair abrir base operativa en Madrid, ahora Air France anuncia la creación de una filial de este tipo para el sur de Europa y África. Su política tarifaria, eso sí, debe ser compatible con los adecuados estándares de seguridad requeridos en el sector y con los derechos laborales de su personal.