Deporte y empresa

Escalada hacia la cumbre de la excelencia directiva

Tener claros los objetivos y trabajar en equipo es fundamental para lograr el éxito en un proyecto

La montaña y la empresa tienen más en común de lo que parece a simple vista. El esfuerzo, los diferentes retos y la actitud que se tome ante los obstáculos y los cambios, influyen de manera muy directa en los resultados de los proyectos y en la consecución de los objetivos que cada persona se propone. Estas son algunas de las ideas que la alpinista Araceli Segarra desgranó en la conferencia Paradigmas. Ideas preconcebidas que nos limitan, cómo romperlas que el pasado jueves organizaron la escuela de negocios ESIC, la firma PricewaterhouseCoopers y el diario Cinco Días, dentro del programa de formación continua.

'La sociedad nos ha enseñado que no tenemos que pasar frío, hambre o sentir dolor, que son cosas que tenemos que evitar. Sin embargo, si nosotros hiciésemos caso, nunca subiríamos montañas', declaró.

Segarra asegura que en todos los ámbitos existen ideas preconcebidas y que, por tanto, uno debe cuestionarse continuamente lo que hace y preguntarse cómo influyen éstas y si son eficaces para el proyecto que se lleva a cabo.

El trabajo en equipo constituye uno de los principales factores para conseguir el éxito, ya sea profesional o personal. Además, las relaciones humanas tienen cada vez mayor importancia en el mundo de la empresa. 'Trabajar en equipo es compartir, ser solidario y generoso. De esta manera, se genera confianza en el grupo y se trabaja de forma más eficaz. También es importante aprovechar lo mejor de cada uno para lograr el objetivo común', afirmó la alpinista.

La importancia de la motivación

No hay dos personas iguales, de la misma manera que las motivaciones de los miembros de un grupo son diferentes y son consecuencia de la vida y experiencias de cada uno. Para la deportista, la motivación es responsabilidad de uno mismo y resulta imprescindible para que exista un compromiso en el equipo con el proyecto que se desarrolla y se pueda así llegar a un resultado excepcional. En este sentido, el líder juega un papel integrador, facilita el entendimiento de las personas.

Araceli Segarra resaltó además que el hecho de contar con las herramientas, las habilidades y los recursos necesarios es de relevante importancia para ganar la confianza suficiente que permita conseguir un reto. 'Cualquier cosa que incremente los conocimientos es positiva', afirmó.

La gestión del cambio es una de las habilidades directivas más valoradas en la actualidad, puesto que el mundo empresarial y el económico se encuentran ante una evolución constante. Sucede lo mismo en la cima. 'No se puede controlar que la montaña se encuentre siempre en el mismo estado; un alud o un cambio de viento, por ejemplo, pueden obligarte a cambiar todo el recorrido que se había planeado. Adaptarse a los cambios es imprescindible para seguir adelante', declaró la deportista.

El fracaso también es aprendizaje

'De todos los días y situaciones dramáticas se puede sacar algo positivo'. Araceli Segarra extrae de su experiencia que ante un proyecto siempre se produce un resultado y que, ya sea favorable o no para la consecución de los objetivos, se pueden sacar conclusiones que mejorarán el desempeño en la próxima ocasión.

Segarra cuenta cómo en su primer intento de escalar el Everest, no lo consiguió y, sin embargo, no tuvo la sensación de 'volver con los bolsillos vacíos'.

El miedo al fracaso limita en muchas ocasiones la actuación de las personas. Acertar a la hora de tomar una decisión, supone asumir una serie de riesgos y es importante tener en cuenta que un error no significa el fracaso, sino que favorece el aprendizaje y proporciona una mayor experiencia que se incorpora a los conocimientos de cada uno.

'Para ser capaz de arriesgarse es fundamental percibir los obstáculos como una oportunidad y no como un problema. Las dificultades exigen y ésta es la manera de plantearse un reto. Esa lucha proporciona una satisfacción muy grande, lo que acaba por convertirse en una actitud. Se trata de la elección que uno hace, y hay que escoger cómo reaccionar ante las situaciones. æpermil;sa es la clave', concluyó la alpinista catalana.