Nombramiento

Christian Streiff, ex número uno de Airbus, será el nuevo presidente de Peugeot-Citroen

El ex patrón de Airbus Christian Streiff ha sido nombrado hoy futuro presidente del grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroen en sustitución de Jean-Martin Folz, que decidió jubilarse tras una década al frente de la empresa.

Streiff, de 52 años, tomará posesión del cargo el próximo mes de febrero y será el encargado de pilotar el plan de reestructuración con el que PSA pretende afrontar la crisis que atraviesa el sector.

Sin embargo, desembarcará mañana mismo en PSA para "reunirse con los equipos del grupo y familiarizarse con la empresa", indicó la sociedad en un comunicado al anunciar su nombramiento por el Consejo de Vigilancia del constructor automovilístico.

Streiff, que dimitió el pasado 9 de octubre de su cargo al frente de Airbus después de tres meses,  ha hecho la mayor parte de su carrera en el grupo francés de materiales de construcción y vidrio Saint-Gobain. En esa empresa adquirió una amplia experiencia industrial e internacional en diversos negocios, tanto en Europa (Alemania e Italia) como en Estados Unidos, Brasil o China. Desde 2005, forma parte de los consejos de administración de los grupos Thyssen-Krupp y Continental AG.

Por otro lado, a comienzos del pasado mes de septiembre, Jean-Martin Folz anunció su partida de la compañía para el primer trimestre de 2007, al querer ejercer su derecho a la jubilación a los 60 años, edad que cumplirá el próximo enero.

Plan de reestructuración en PSA

Tres semanas después de ese anuncio, el fabricante automovilístico presentó un plan de reestructuración, que incluía la reducción este año de 10.000 empleos de los 133.000 que tiene en Europa, y un recorte anual de inversiones. Estas medidas y el aumento, hasta 2009, de su gama de modelos forman parte de la apuesta del grupo para superar el deterioro de sus resultados comerciales y financieros.            

En el primer semestre del año, PSA Peugeot Citroen tuvo beneficios peores de lo que había anticipado, con 303 millones de euros, frente a 752 millones en el mismo periodo de 2005.