Acuerdo

Visa zanja su crisis con Morgan Stanley al dejarle entrar en tarjetas

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley y Visa Europa han cerrado un acuerdo, después de seis años de disputas sobre la pretensión de la entidad financiera de entrar en el negocio de tarjetas de crédito y el rechazo de Visa a permitirle la integración en su red, según publicó ayer el diario Financial Times.

Las discrepancias entre Morgan Stanley y Visa Europa se trasladaron a los servicios de competencia de la Comisión Europea. Este organismo recibió la primera queja del banco en 2000 y, desde la presentación de cargos en 2004, estudiaba un dictamen definitivo.

Morgan Stanley intentó ofrecer servicios de tarjetas de crédito a comercios y empresarios de la Unión Europea, pero Visa se negó a que entrara en su terreno.

La plataforma de medios de pago rechazó la integración de Morgan Stanley argumentando que las dos empresas son competencia directa en Estados Unidos, donde la firma norteamericana cuenta con un negocio de tarjetas llamado Discover, una de las actividades principales que aportó Dean Witter en su fusión con Morgan Stanley.

Hace algo más de un año, el consejo de administración de la entidad estadounidense decidió mantener Discover, después de que su segregación del resto de negocios fuera interpretado como el primer paso para su posterior venta.

Según directivos de ambas partes citados por el diario británico, Visa ha accedido finalmente a integrar a Morgan Stanley en su red a cambio de que el banco retire sus demandas ante las autoridades europeas. Si éstas le dieran la razón a Morgan Stanley, la multa podría suponerle a Visa cerca del 10% de sus ingresos.

Visa Europa está participada por un total de 4.500 bancos.