Nueva sociedad

Caja Laboral crea una gestora propia para administrar fondos de pensiones

Caja Laboral asume la gestión de sus fondos de pensiones. La cooperativa de crédito vasca ha creado una nueva sociedad, Caja Laboral Pensiones, para ocuparse de esta operativa.

Hasta ahora, la institución financiera desarrollaba esta actividad a través de la Entidad de Previsión Social Voluntaria (EPSV) de Lagun Aro. Esta correduría de seguros pertenece, al igual que la caja que preside Juan María Otaegui, a Mondragón Corporación Cooperativa (MCC). Además, Lagun Aro controla un 19,955% del capital de Caja Laboral.

Desde la entidad indican que la decisión de hacerse cargo directamente de la gestión de los fondos de pensiones estaba contemplada en su plan de gestión. El personal que administra la nueva filial proviene de la propia Caja Laboral.

La cooperativa solicitó el pasado 23 de mayo a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGS) el permiso para crear esta filial. El órgano supervisor aprobó la inclusión de la sociedad en el registro de gestoras de fondos de pensiones el pasado 28 de septiembre.

Los planes que administra la entidad representan un volumen de negocio de 110 millones de euros. La caja dispone actualmente de siete productos de previsión destinados a particulares y autónomos. æpermil;stos sólo pueden ser suscritos por residentes en el País Vasco.

El primero es el fondo estándar de previsión Euskadiko Pentsioak, donde la inversión en renta variable alcanza como máximo el 10%. En la modalidad mixta este porcentaje sube hasta el 30%, mientras que en la variable puede suponer un 60% del dinero.

El fondo con una mayor exposición a la marcha del mercado es el Euskadiko Pentsioak Dinámico, donde las compras en Bolsa pueden suponer el 85% del capital.

La caja también dispone de un plan monetario, enfocado a adquirir exclusivamente renta fija, así como de dos planes garantizados. El primero da una rentabilidad referenciada a una fórmula de garantía de cinco años que vence el 30 de julio de 2009. Dependiendo de la marcha del mercado, su rendimiento oscila entre el 2,5% y el 30%. El segundo, que es el producto más reciente de la caja, vence el 30 de diciembre de ese año y tiene una rentabilidad de hasta el 25%.