Siderurgia

Mittal espera que el futuro de Dofasco se resuelva este mes

Mittal Steel cree que ya ha hecho 'todo lo posible' para tratar de vender Dofasco y ahora espera a que los tres directivos que controlan S3, la fundación holandesa que aglutina los activos de la canadiense, tomen una decisión, lo que sucederá este mismo mes.

Las incógnitas sobre el futuro de la siderúrgica canadiense Dofasco se despejarán, previsiblemente, en las próximas semanas, poniendo fin este mismo mes al principal fleco pendiente de la integración entre Mittal Steel y Arcelor.

El grupo del millonario anglo-indio Lakshmi Mittal ya ha jugado todas sus bazas. 'Hemos hecho todo lo posible para lograr la venta de Dofasco. Ahora estamos esperando a que los miembros de la fundación 3S digan qué van a hacer. Estamos bastante convencidos de que la decisión se tomará antes del día 28. Es su decisión', ha explicado Carlos Hernández, uno de los abogados de Mittal en EE UU, informa Bloomberg.

En abril, en plena batalla corporativa entre Arcelor y Mittal, la luxemburguesa decidió blindar Dofasco (incorporada unos meses antes a la firma) transfiriendo sus activos a una fundación holandesa denominada 3S y controlada por tres directivos, dos de ellos ex responsables de Arcelor. Estos tres ejecutivos son los únicos que pueden aprobar, por unanimidad, la venta de la siderúrgica canadiense.

Fuentes de Mittal precisaron que, hasta finales de mes, todavía hay margen para llegar a un acuerdo con Arcelor sobre este asunto y subrayaron que sería 'absurdo' que los responsables de 3S tomaran una decisión que fuera en contra de los intereses del nuevo grupo integrado.

Sin embargo, fuentes del sector señalaron que todo hace pensar que Dofasco se mantendrá como parte de Arcelor Mittal. La antigua cúpula de Arcelor cree que la canadiense es clave para el futuro del grupo en el sector del automóvil en Norteamérica y rechaza el plan de Mittal de vender la empresa a los alemanes de ThyssenKrupp por 3.693 millones de euros, 160 millones menos de lo que pagó la luxemburguesa por Dofasco.

Si Mittal no logra realizar la venta, el Departamento de Justicia de EE UU obligará al grupo a desprenderse de la planta de Sparrows Point o de la de Weirton para evitar problemas de competencia.

Tres hombres para una decisión de 3.700 millones

Allan Tuttle, abogado estadounidense licenciado en la prestigiosa Universidad de Yale, es uno de los tres integrantes de la fundación holandesa 3S que tiene en su manos el futuro de Dofasco, empresa valorada en más de 3.700 millones de euros. Socio del bufete Patton Boggs, de Washington, Tuttle está especializado en energía y fue ayudante del abogado general de EE UU en la década de los 70. Trabajó como asesor legal de Gucci, empresa que ya hizo uso de una sistema de fundaciones para frenar un intento de compra hostil por parte del grupo LVMH.

El francés Robert Hudry, otro de los consejeros de la fundación, fue vicepresidente de Usinor, siderúrgica gala fundadora de Arcelor, de la que también fue alto directivo.

Federik Van Bladel, ejecutivo belga y tercer consejero de 3S, fue hasta hace unos meses responsable jurídico de Arcelor.