EE UU

El Pentágono: a la 'invasión' del titular

El Departamento de Defensa de EE UU prepara un nuevo batallón, en este caso para combatir la "inexactitud" que, según ellos, prodigan algunos medios de comunicación en torno a la situación que se vive en Irak.

Para ello el Pentágono ha integrado una nueva unidad dentro de las fuerzas armadas. La misión es contraatacar cualquier información que la Casa Blanca considera poco fiable. El mecanismo es simple: una vez detectada la noticia, se da una respuesta fulminante por parte del Pentágono, explicando "de forma precisa y detallada" lo que ocurre o, al menos, difundiendo la información que Washington maneja.

Esta medida se lleva a cabo ocho meses después de que el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, declarara que EE UU se encontraba rezagado respecto a sus enemigos en la guerra de la propaganda. Y es que las últimas encuestas sobre la guerra de Irak revelan que los estadounidenses han disminuido su apoyo a la invasión.

La velocidad como mecanismo corrector

Si los medios de comunicación llegan a informar de forma considerada inexacta, el Pentágono intentará solucionarlo mediante un servicio 24 horas, según ha declarado Dorrance Smith, subsecretario de Defensa para Asuntos Públicos, a la agencia Associated Press. Ese servicio ininterrumpido contestará lo más rápido posible, utilizando sobre todo Internet para divulgar su mensaje. La velocidad para salir al paso es considerada clave para contrarrestar esa información, según fuentes consultadas por la BBC.

Estas noticias que persigue el Pentágono se dan sobre todo en Internet, un medio al que es difícil frenar por el caudal de información que es capaz de soportar. La preocupación de Bush se centra en la Red, ya que creen que el mensaje de EE UU se difumina en ese medio. Por ello, el rastreo se ampliará también a los blogs. A este contraataque de la información habrá que unirle la difusión en radio y televisión de entrevistas a líderes políticos y personalidades influyentes.