Beneficios

Iberdrola gana un 25,7% más por su negocio internacional

Los nueve primeros meses del año han proporcionado a Iberdrola un avance del 25,7% en el beneficio neto, hasta 1.236 millones de euros. este avance fue posible, fundamentalmente, gracias al negocio internacional y al área de energías renovables.

De hecho, esta división de la compañía se vio reforzada ayer con el anuncio de la compra de dos empresas eólicas en Estados Unidos. Las compañías, MREC Partners y su participada Midwest Renewable Energy Projects, supondrán una inversión de 30 millones de euros. La empresa española prevé invertir 2.000 millones de dólares (unos 1.600 millones de euros) hasta 2011 para desarrollar la cartera de proyectos de las dos sociedades adquiridas, que asciende a 1.600 megavatios repartidos en varias zonas del Medio Oeste. De esta potencia, 400 megavatios se encuentran en avanzado estado de desarrollo y 1.200 megavatios en las fases iniciales de estudio y con elevadas probabilidades de autorización.

La menor aportación del negocio energético en España, eso sí, motivó que los ingresos hasta septiembre cayesen un 3,4%, hasta 8.153 millones. Así, la facturación proveniente del negocio nacional descendió un 11,2%, hasta 5.423 millones, si bien aportó un Ebitda de 2.177 millones, un 26,5% más.

IBERDROLA 9,97 -1,73%

Las causas de este descenso del negocio fueron las menores ventas en la actividad de comercialización y la aplicación del Real Decreto-Ley 3/2006, que obliga a las generadoras y distribuidoras del mismo grupo a intercambiar la energía mediante contratos bilaterales a un precio fijo de 42,35 euros por megavatio/hora. Esta normativa permite descontar de la retribución de las eléctricas el valor de los derechos de emisión asignados gratuitamente por la administración y consignados como costes.

Iberdrola calcula que el impacto de la aplicación de esta norma asciende a 522 millones de euros: 153 millones por la aplicación de los contratos bilaterales, 167 millones por la desviación entre el coste real y el contabilizado en la actividad de distribución y 202 millones por la reintegración de los derechos de emisión consignados como costes.

En el negocio energético internacional, el Ebitda creció un 35,1%, hasta 501,3 millones, mientras que la cifra de ingresos ascendió a 1.668,9 millones, con un incremento del 20,2%. La producción de energía eléctrica en Latinoamérica ascendió a 16.743 millones de kilovatios/hora, un 14,3% más. Iberdrola cuenta con una potencia operativa de 2.693 megavatios en México, y gestiona en Brasil una capacidad de 1.063 megavatios.

Los negocios no energéticos, entre ellos el inmobiliario y el de ingeniería y servicios, aportaron un Ebitda de 256,3 millones, un 15% menos que en 2005, y unos ingresos de 1.060 millones, un 12% más.

La deuda financiera neta al cierre de septiembre se situaba en 14.325 millones, con un apalancamiento (relación entre deuda y fondos propios) del 58,6%.