Pérdidas

Fiasco coreano de Credit Suisse

El coste de una cobertura errónea equivale al 13% de sus ingresos por renta variable

Credit Suisse, el segundo mayor banco de Suiza, perdió en el tercer trimestre unos 120 millones de dólares (95,90 millones de euros) operando con derivados en Corea del Sur. El desastre fue consecuencia de una errónea cobertura del banco para protegerse de las oscilaciones del valor de las opciones sobre acciones coreanas, dijeron fuentes cercanas a la entidad. Las pérdidas equivalen al 13% de los ingresos de Credit Suisse por operaciones en Bolsa.

Credit Suisse se introdujo en Corea cuando la actividad en derivados en este país se incrementó. En el tercer trimestre de 2005, la operación de contratos de opciones sobre índices bursátiles subió un 7%, a 12 billones de dólares, superando por primera vez los volúmenes negociados en este segmento en Estados Unidos.

Brady Dougan, que está al frente de la filial bancaria en Corea del Sur, se puso como objetivo el año pasado alcanzar a los competidores en el mercado de derivados. La iniciativa ha dañado los ingresos por operaciones en Bolsa, que han subido menos de la mitad que los de Goldman Sachs y Morgan Stanley en el segundo trimestre.

'Han estado rindiendo menos de lo esperado en renta variable y si han tenido pérdidas podría ser el último problema que les forzara a un cambio de equipo', dijo Andreas Venditti, de Zuercher Kantonalbank.