Crisis en la construcción aeronáutica

Airbus España asegura que no se ha tomado ninguna decisión sobre las plantas andaluzas

El consejero de EADS-CASA (matriz del fabricante de aviones Airbus) Juan Manuel Eguiagaray, ha asegurado esta anoche que "no se ha tomado ninguna decisión" en el consejo de administración que afecte a las plantas andaluzas, sino que la idea general es "la reducción de costes en el conjunto de la compañía".

De esta forma, Eguiagaray se ha referido a la crisis de la empresa por los retrasos de la aeronave A-380 y el plan de ajuste anunciado por Airbus. Tras participar en un foro sobre economía del conocimiento y competitividad en el Encuentro Sociedad del Conocimiento y Democracia (Encode) en Málaga, el ejecutivo ha insistido sobre la repercusión del plan de ajuste que no busca determinar la reducción del personal, sino "analizar la especialización productiva".

Aunque el consejero de EADS ha reconocido que la compañía está "en una situación delicada", cree que las negociaciones deben hacerse con "calma" y ha aludido a entidades con relaciones temporales de personal que puedan verse "parcialmente más afectadas". Sobre el nuevo presidente de Airbus, Louis Gallois, ha señalado que ha sido "una buena decisión" su nombramiento al ser un hombre "comprometido, que tiene talante abierto, negociador y serio", además de un buen conocedor de la industria aeronáutica.

De la crisis actual de Airbus, generada por los retrasos acumulados de dos años en las entregas del avión gigante A-380, manifestó que estas demoras tendrán que reanudarse a la mayor brevedad posible. Eguiagaray confió en restablecer "la sensación de confianza en el mercado y la seguridad de que hay que adoptar las medidas necesarias para restaurar la competitividad", e incluso ponerse por delante la americana Boeing.