Guía para el inversor

La banca agita la Bolsa

La fiebre de fusiones pasa por eléctricas, constructoras y bancos para que el Ibex suba el 6,15% en 10 días

La última sesión de la semana fue de vértigo. El Ibex arrancó en los 13.116,40 puntos a los que había finalizado el día anterior y en poco más de una hora de negociación llegó al 13.286,30 con una ganancia del 1,28%; nuevo máximo histórico. El mercado seguía alborotado con el sector bancario. Los rumores sobre posibles operaciones corporativas habían sacudido durante las últimas sesiones las cotizaciones de todas las entidades financieras, pero el viernes las especulaciones se dispararon. El BBVA lleva en el punto de mira desde hace tiempo y en torno a él han aparecido distintas informaciones en prensa que le hacen objeto de deseo por parte de un gran banco europeo o estadounidense. El viernes las elucubraciones apuntaban a la compra de BBVA por Santander. Los inversores se hicieron eco del rumor que apuntaba a que Emilio Botín pretendía vender Banesto para obtener liquidez y comprar el BBVA. La Bolsa explosionó. El BBVA, Santander y Banesto subieron un 6,07, 2,93% y 8,62%, respectivamente.

Sin embargo, el Ibex cambió de tendencia tras alcanzar el máximo intradía poco antes de las 11 horas. El Santander desmintió los rumores que circulaban por el mercado y los inversores se calmaron. La desaceleración del índice fue lenta, hasta llegar al nivel más bajo de la jornada (13.075 puntos, una caída del 0,32%) coincidiendo con la apertura a la baja de Wall Street. Los bancos se desinflaron y el selectivo de la Bolsa española cerró con un ascenso del 0,27% por las órdenes de compra, que volvieron en el último tramo. Los tres protagonistas, BBVA, Santander y Banesto, cerraron con una pérdida del 0,47%, y alzas del 1,67%, y 3,86%, respectivamente.

El balance semanal vuelve a ser de ganancias. El Ibex ha terminado con una revalorización del 1,68% y con la conquista de los 13.152,10 puntos, récord. De hecho, el mercado ha prolongado la fuerte tendencia alcista que inició en la última semana de septiembre. En 10 sesiones, el Ibex se ha revalorizado un 6,15% y ha llegado a acumular una rentabilidad anual del 22,5%. Las subidas de Endesa (15,62%) y BBVA (6,32%) han supuesto un aumento de capitalización de 8.680,75 millones. La eléctrica y el banco, junto con Iberdrola, Santander, Repsol, Telefónica, Inditex, Sacyr Vallehermoso, Fadesa y Ferrovial, contribuyeron en un 85% al incremento de la capitalización del Ibex, que ha sido de 29.545,41 millones, y en esta misma proporción a la subida del índice, 762,60 puntos.

Lo más gratificante para los gestores y analistas es que la subida de la Bolsa viene acompañada de dinero. El último día se intercambiaron 471,78 millones de acciones por valor de 6.280 millones de euros. Los expertos comentan al respecto que el mercado tiene prácticamente aseguradas nuevas subidas porque está entrando dinero nuevo, de inversores que no han sufrido ninguna corrección.

Este efectivo está beneficiando tanto a las compañías objeto de especulaciones como a aquellas que han estado algo más rezagadas en el año. Por ejemplo, esta semana Antena 3 ha conseguido salir de la zona de mínimos al revalorizarse un 8,49%. De los valores pequeños Ercros, despuntó con un ascenso del 14,71%. La mitad de los valores del Ibex cotizan a menos de un 5% de su récord.

El sector eléctrico, no obstante, ha pasado en una semana de ser el mejor a estar entre los peores, pues los inversores han recogido beneficios. Unión Fenosa ha perdido en la semana el 3,75%, el que más de los 35 del Ibex.

La concentración de opas y rumores de operaciones ha vuelto a elevar la Bolsa española sobre el resto de Europa. El Euro Stoxx ha sumado un 1,05% en la semana y el Dax ha sido el índice con mayor avance al margen del Ibex (1,36%). Los mercados de la región llevan un paso más pausado que el español; de hecho, tienen que subir una media del 38,68% para alcanzar su récord de 2000.

Wall Street concluye también una semana histórica. El Dow Jones ha perforado los máximos históricos a los que llegó en plena burbuja tecnológica. Pero los inversores de esta zona parece actuar con mayor calma, porque el viernes los mercados corrigieron después de un dato de creación de empleo en agosto muy pobre. Vuelve la preocupación por el crecimiento económico.

Más ventaja sobre Europa

Aumenta la ventaja de la Bolsa española. La oleada de movimientos empresariales que ha vivido el mercado en las últimas semanas ha empujado la rentabilidad del Ibex hasta el 22,5% en lo que va de año, un repunte que contrasta con el 10% del Euro Stoxx.

Desde el 7 de septiembre, coincidiendo con el inicio de la última espiral alcista, el Ibex ha ganado un 9,47%, prácticamente doblando el rendimiento del Euro Stoxx (+5,3%) y el del Dow Jones (+4,5%). Los expertos comentan que para que la tendencia alcista persista en el mercado español es importante que el resto de índices acompañen la subida del Ibex. Por ello no descartan que estas diferencias se reduzcan próximamente.

Analistas. Los resultados serán la próxima referencia a seguir

David Ardura, Gesconsult. 'Gran parte del repunte del Ibex este año se debe a los movimientos empresariales y a las especulaciones. Es una subida fundamentada en cuatro o cinco pilares concretos. Una vez que la situación se normalice las diferencias de rentabilidad con Europa deberían ajustarse. La Bolsa sigue barata y no esperamos una corrección brusca. Las perspectivas siguen siendo buenas'.

Alberto Clemente, GVC. 'El sector eléctrico y el constructor están ya razonablemente valorados e incluso algo caros. Y ciertos valores como Santander, Telefónica, Prisa y Ferrovial aún tienen recorrido. Al estar en niveles máximos es muy importante ser selectivo a partir de ahora. No vemos un excesivo riesgo de corrección siempre que los resultados continúen fuertes. Si cayese a 12.500 puntos todos aquellos inversores que han quedado fuera del último rebote podrían tomar posiciones'.

Julio Hernández, Eurodeal. 'En general las Bolsas siguen fuertes. Hay dinero, y las operaciones empresariales van rotando de un sector a otro. La gente está comprando y vendiendo rumores porque cualquier elucubración puede producirse. Muchos valores están ya cotizando sus valoraciones y esto añade volatilidad. El mercado puede seguir para arriba. Los resultados son buenos, el entorno macroeconómico es favorable, el precio del petróleo está sostenido y en un escenario cada vez más global el tamaño de las empresas cobra relevancia. Las razones fundamentales y de negocio juegan a favor de la Bolsa. Creo que es prudente pensar en el suelo a partir del cual se puede dar un giro. Probablemente aguantará mientras no se pierdan los 12.500 puntos'.

Felipe Mesía, Self Trade. 'Empieza a haber sobrecompra en el Ibex. La única manera de que la Bolsa siga hacia arriba es que los índices europeos y estadounidenses apoyen la subida del Ibex. Si no, sería lógico ver una corrección hacia los 12.800-12.900 puntos, el nivel de nuestra valoración para el índice. Los resultados del tercer trimestre deberán ser muy buenos para justificar el nivel actual'.

Marisa Mazo, Ahorro Corporación. 'El Ibex presenta potencial hasta los 13.935 puntos para final de año. Prisa, Ferrovial y Santander son las empresas más atractivas para los próximos quince meses, mientras que Gamesa, NH Hoteles y Metrovacesa son las menos interesantes'.