Mercados

La Bolsa se toma un respiro y fracasa en su primer asalto a los 13.000 puntos

La animación no faltó en la sesión de ayer. El baile de opas persistió y los rumores de nuevas compras volvieron a mover al mercado. El Ibex rozó los 13.000 puntos a primera hora del día, pero fue incapaz de superar esta cota. El recorte de las eléctricas pudo más y el Ibex perdió un 0,15%.

La Bolsa se resistió a caer ayer aunque las ventas de última hora llevaron el índice a los números rojos. La inestabilidad de Wall Street en el periodo de coincidencia operativa y el fuerte recorte de las eléctricas desde niveles históricos, acabaron por conducir la Bolsa al terreno negativo. El balance final quedó en un retroceso del 0,15% que situó el índice en los 12.930,2 puntos.

La sesión amaneció animada por una nueva opa. Las inmobiliarias Martinsa y Agosuier lanzaron una oferta de compra amistosa por el 100% de la gallega Fadesa a 35,7 euros. La compañía repuntó un 18,75% hasta 35,09 euros.

Urbas no tardó en revitalizar más la jornada al confirmar que mantiene conversaciones con el grupo Best Hotels que podrían derivar en la entrada de esta compañía en su capital. La acción subió el 9,31%.

El Ibex, animado, en un primer momento llegó a tocar los 12.990,7 puntos. Además, los rumores tampoco faltaron y muchos achacaron la subida del 7,7% de Prosegur a expectativas de que se convierta en la próxima empresa en protagonice una fusión. Entretanto, Sacyr Vallehermoso se vio fuertemente impulsada, repuntó un 8,82%, sin que los expertos encontraran una justificación más allá de la mera especulación. La compañía movió además casi dos millones de títulos por valor de 23,9 millones de euros, un cifra muy alejada de la media diaria de los últimos tres meses, establecida en el entorno de los 600.000 títulos.

Estas fuertes subidas, así de Repsol, que en el mejor momento del día llegó a alcanzar el 5,3% también entre rumores de fusión, resultaron insuficientes para contrarrestar la fuerte caída de las eléctricas.

Iberdrola (-4,35%) y Endesa (-2,57%) fueron las principales responsables de la caída del índice junto con otras representantes del sector energético como Unión Fenosa (-2,39%) o Gas Natural (-2,72%). La debilidad de la sesión se produjo, no obstante, en un día en el que el resto de Europa también vivió una jornada de escasas variaciones. El Dax cayó el 0,01%, el Euro Stoxx perdió un 0,03%, mientras que el Footsie destacó con una subida del 0,69%. La subida de las petroleras, animadas por el repunte del crudo fue lo más destacado.

El Dow, a punto de máximo

Las noticias que llegaron de Wall Street ayudaron poco a definir la sesión en Europa. En un primer momento el Dow Jones llegó a superar el máximo histórico que alcanzó en enero de 2000, para posteriormente entrar en terreno negativo. Los datos de PIB del segundo trimestre se situaron por debajo de las expectativas y las dudas sobre la marcha de la economía estadounidense volvieron a aflorar.

La última revisión del PIB reflejó que la economía estadounidense creció un 2,6%, un dato inferior a la estimación anterior del 2,9% y muy por debajo del 5,6% del primer trimestre.

El indicador, publicado con la sesión europea aún abierta, supuso un freno al instalar la incertidumbre en Wall Street. Con el paso de las horas el Dow Jones logró sobreponerse y concluyó con un alza del 0,25%, quedándose a las puertas del máximo histórico, 11.722,98 puntos. El S&P 500, mucho más alejado de esta cota, subió un 0,19%, mientras que el Nasdaq ganó un 0,29%.

La pregunta es que hacer a partir de ahora. El interés en la renta variable se ha disparado en las últimas sesiones y ayer el volumen de negocio en la Bolsa española volvió a reflejar el elevado interés de los inversores. En total, se movieron 6.541 millones de euros, una cifra muy superior a la media diaria de unos 4.000 millones de euros. Los expertos se muestran más reacios a realizar apuestas pero en general abunda el optimismo. Muchos consideran que los grandes riesgos del mercado como la inflación o los tipos han pasado a un segundo plano, pero no descartan una importante corrección una vez que las opas pasen a un segundo plano. Eso sí comentan que pueden persistir y rotar hacia otros sectores.

Nueve empresas del mercado continuo ganan más del 80% en el año

La Bolsa española se ha distanciado así del resto de índices y su ganancias supera con creces el repunte del 8,8% del Euro Stoxx o el avance del 9,34% del Dow Jones.

La escalada reciente del mercado ha dejado ganancias sabrosas para aquellos inversores que apostaron por la renta variable al comienzo del ejercicio. En total nueve empresas del continuo pueden presumir de ganar más del 80% este año, repuntes que en el caso de Inmocaral (+315,6%), Urbas (+316,6%) o Inypsa (+198%) ascienden incluso a los tres dígitos.

Un repaso a la evolución de las empresas del continuo muestra que de 62 valores, prácticamente la mitad del total, acumulan revalorizaciones superiores al 20,4% del Ibex. Y las buenas noticias están en que de ellas, 25 acumulan ganancias superiores al 50%.

En la lista de perdedores encontramos pocos representantes y la mayoría proviene del mundo de los medios de comunicación. Antena 3 (-18,6%), Sogecable (-16,6%), Prisa (-12,57%) y Telecinco (-4,78%) están entre los siete únicos valores del Ibex que pierden en lo que va de año.

Un repaso al total de empresas que sufren caídas este ejercicio refleja que 18 de las 121 empresas del continuo pierde. Jazztel, con una caída del 48,7% es la peor este ejercicio, seguida de cerca por Dogi (-31,9%), EADS (-30,19%) y Ercros (-25,81%).

Las eléctricas, constructoras e inmobiliarias, principales protagonistas del baile de opas que vive el mercado este año, están en la cabeza del Ibex en términos de revalorización y algunas de ellas también se cuelan en los primeros puestos del mercado en general.

Sacyr Vallehermoso, contagiada también por la rumorología del mercado, repuntó un 8,82% ayer hasta situar su ganancia anual en el 86,26%. Metrovacesa, excluida del Ibex hasta la semana que viene, ha repunta un 94,9%, por la lucha de poder que viven sus principales accionistas, sin que los expertos encuentren una explicación lógica.

El pulso por las eléctricas ha dejado la ganancia de Iberdrola en 58%, mientras que Endesa (+53,97%) y Unión Fenosa (+28,86%) siguen de cerca.

Un 20,4% en el año

¦bull; La fiebre de opas que ha vivido la Bolsa española ha permitido situar la ganancia anual del índice en el 20,4% en el ejercicio. Una cifra que dobla las estimaciones manejadas por le consenso a principios de año y superior al repuntó del 18,2% de 2005 y al 17,37% de 2004.