Unión Europea

Desacuerdo en la UE sobre quién debe pagar la inmigración

Los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea se mostraron ayer en desacuerdo sobre la forma de detener el creciente flujo de inmigrantes que alcanzan las costas del sur de Europa. Bruselas ha instado repetidamente a trabajar conjuntamente, pero en la reunión de ayer para abordar el asunto en Tampere, Finlandia, polemizaron sobre quién tiene la culpa y quién debería pagar la factura.

'No es solución legalizar a los inmigrantes ilegales como se hizo en España (...) porque es una especie de factor llamada', dijo la ministra de Justicia austriaca, Karin Gastinger. El ministro de Justicia español, Juan Fernando López Aguilar, rechazó esta acusación. 'Todo el mundo puede ver que estos flujos no tienen nada que ver con la legislación nacional, son la consecuencia del hambre, las pandemia o la pobreza', añadió.

López Aguilar instó a la UE a proporcionar más ayuda: 'Dinero, recursos, medios, determinación y la conciencia de que es una realidad que va a acompañarnos durante el primer tercio del siglo XXI'.

La petición fue criticada. 'Quien quiera resolver problemas debe dejar de pedir dinero a otros', defendió el ministro del Interior alemán, Wolfgang Schaeuble, añadiendo que su país está dando más ayuda a los países mediterráneos de la que ellos recibieron en el pasado para afrontar la migración de los países del este.

España, Malta e Italia han pedido ayuda de la UE, señalando que es un problema fronterizo común.

Por otro lado, ayer se supo que la UE dejo de gastar el año pasado 50 millones de euros en su presupuesto de inmigración, lo que supone un 80% de la partida.

Reunión del PP y PSOE

¦bull; María Teresa Fernández de la Vega y el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, han acordado mantener una próxima reunión (sin fecha) en la que, entre otros asuntos, intercambiarán puntos de vista sobre el problema de la inmigración ilegal.