Deuda

Máximos en los bonos a corto plazo

El rendimiento de la renta fija a dos años de Alemania ha crecido un 16% en seis meses

El mercado de bonos empieza a replantearse sus expectativas sobre la política monetaria del BCE. Ahora se apuesta porque los tipos suban más de lo previsto (3,5% para finales de año) y el negocio de renta fija actúa en consecuencia. El rendimiento de los bonos a dos años, que aumenta porcentualmente conforme disminuye el precio del activo, alcanzó ayer el nivel más alto desde 2002. Así, los bonos alemanes a dos años llegaron ayer a rentar un 3,67%, nuevo máximo anual. La rentabilidad de estos bonos ha subido cinco décimas en seis meses. Eso implica un incremento de la rentabilidad del 16% en ese periodo, bastante más que los principales índices de Bolsa.

El movimiento de ayer vino después de que el miembro del consejo del BCE Nicholas Garganas afirmara que la entidad está 'muy preocupada' por la evolución de la inflación en la zona euro, dando a entender que el BCE está dispuesto a subir los tipos mucho más.

En EE UU, la rentabilidad de la deuda también se movió hacia arriba, es decir que el precio bajó, y el rendimiento de la deuda a dos años superó a la de los llamados Treasuries, los bonos con vencimiento a 10 años. Una inversión de la curva habría supuesto en otros tiempos un indicio de recesión, pero hoy juegan otros factores, como la presión de los fondos de pensiones.