Informática

Dimite la presidenta de HP por el escándalo del espionaje

El escándalo del espionaje de los miembros del consejo de Hewlett- Packard quedó ayer zanjado internamente tras presentar la dimisión Patricia Dunn, la presidenta del consejo, y George Keyworth, quien filtró a la prensa las deliberaciones de este órgano. La salida de Dunn será en enero de 2007 y la sustituirá Mark Hurd, que une ese cargo al de consejero delegado.

Dunn, que desde 1998 es consejera de HP, mantendrá su asiento en este órgano de gobierno que a partir de enero presidirá Hurd. Con esta decisión, HP se desmarca de una tendencia puesta en marcha por los teóricos el buen gobierno que afirman que es necesario dividir el poder y separar el cargo de consejero delegado y presidente.

Fue Dunn, presidenta desde febrero de 2005, la que lideró la búsqueda del nuevo consejero delegado para sustituir entonces a la recién despedida Carly Fiorina. Hurd, un ejecutivo de bajo perfil en Silicon Valley fue el elegido y desde entonces la empresa de alta tecnología ha ido dejando atrás sus problemas.

Dunn, que en 2002 tuvo que dejar la presidencia de Barclays Global Investors por razones de salud (un cáncer de mama y melanoma), pidió disculpas ayer por la escandalosa investigación sobre el consejo que ha forzado su marcha y cuyos métodos afirma que desconocía. 'Desafortunadamente, la investigación, que fue hecha por terceras personas, incluía ciertas técnicas inapropiadas' 'Pido disculpas por ello'. Los detectives utilizaron el fraude y el robo de identidad para acceder a datos confidenciales de consejeros y periodistas. La fiscalía de California, el Departamento de Justicia, la SEC y el Congreso estudian los hechos de los que podrían derivarse acciones penales y civiles.

HEWLETT-PACKARD 34,65 1,26%

La investigación se puso en marcha por Dunn, con conocimiento del consejo, para identificar al miembro de este órgano que filtraba a la prensa información sobre las críticas y la presión a Fiorina. 'Estas filtraciones tenían el potencial de afectar a HP y otras empresas', dijo Dunn.

La investigación destapó que Keyworth (protegido del fundador David Packard) era quien filtraba información. En abril se le pidió su renuncia sin éxito. Quien entonces dimitió como consejero, escandalizado con la investigación, fue el inversor Tom Perkins, amigo de Keyworth. Keyworth anunció ayer su inmediata salida tras admitir que había filtrado información a Cnet 'no era confidencial'. 'Lo hice en el mejor interés de la empresa'.

Para el nuevo hombre fuerte, todo son apoyos

Mark Hurd ha salido muy reforzado de esta crisis de HP y muy apoyado tras más de un año de una gestión muy valorada por los expertos y la Bolsa. Patricia Dunn dijo ayer que 'estaba orgullosa del avance de HP en los últimos 18 meses'.

Keyworth, quien según Hurd fue elegido para hablar con la prensa pero se extralimitó en sus comentarios a Cnet, también mostró su apoyo al nuevo hombre fuerte. 'Solo hay una cosa que importa ahora y es que Mark y la compañía tengan la oportunidad de seguir adelante'.

Tom Perkins, el consejero que antes dio el portazo a HP y ha abierto la caja de Pandora que ayer se intentaba cerrar afirmaba: 'Creo en HP. Creo en Mark Hurd. Aplaudo a George Keyworth por su valentía y agradezco a Patricia Dunn que haya dejado a HP mirar hacia adelante. Esto, también pasará'.