Las cuentas del gigante de la distribución

El Corte Inglés eleva su inversión un 42% y planea entrar en Italia

El Corte Inglés mantiene los principios básicos de su hoja de ruta en el crecimiento, la rentabilidad, la expansión internacional y la puesta en marcha de nuevas líneas de negocio. El último ejercicio del grupo estuvo marcado por el elevado crecimiento de la inversión, que superó los 1.143 millones de euros, un 42% más que en 2004, dando así un giro a la tendencia de años anteriores. La compañía aumentó el beneficio un 6,8%, con una cifra de negocio de 15.855 millones.

El Corte Inglés da por 'cumplidos' los objetivos marcados para 2005, según afirmó ayer su presidente, Isidoro Álvarez, ante los accionistas del grupo en la celebración de la junta general. Un año en el que la compañía ha reforzado sus objetivos de 'expansión nacional, desarrollo internacional, regionalización, diversificación y gestión'.

La empresa invirtió 1.143,25 millones de euros, el 41,8% más que en 2004, tasa que contrasta con la evolución de años anteriores. Desde 2001, la compañía había ido reduciendo la partida hasta situarla en 806,26 millones en 2004. Las inversiones se han destinado principalmente a aperturas, entre otras, de los centros comerciales de El Corte Inglés en Can Dragó (Barcelona), Bahía Málaga, Pamplona y Castellón, además de la inauguración de 45 nuevas delegaciones de Viajes El Corte Inglés, siete supermercados Supercor, 23 tiendas Opencor y 19 establecimientos de Sfera.

Del total de las inversiones, 410,2 millones se destinaron a terrenos y construcciones, 423,1 a maquinaria e instalaciones y 136,9 a mobiliario. Fuera de España, las inversiones en inmovilizado material ascendieron a 245 millones. A cierre del ejercicio, que concluyó el 28 de febrero de 2006, los fondos propios del grupo consolidado se situaron en 6.573,45 millones, con un alza del 9,6%.

Las cuentas anuales reflejan que el volumen de negocio ascienden a 15.855,16 millones de euros, un 8,5% más que en 2004, cuando el ritmo de crecimiento de ventas fue del 7,1%. La de Grandes Almacenes sigue siendo la principal línea de actividad, con un aumento de ingresos del 8,54% hasta 11.069 millones. En cuanto al beneficio neto, se elevó un 6,82%, hasta 653,14 millones. Este incremento superó la media del sector de distribución en España que, según explica el grupo, se situó en el 4,5%.

La distribución de los beneficios aprobada ayer destina 51,93 millones a dividendo para los accionistas, lo que representa un incremento de algo más del 3% respecto al ejercicio anterior. Otros 361 millones de los beneficios van a fondos propios, y 15 millones se destinan a inversiones en Canarias. La junta dio el visto bueno a una ampliación de capital de 13,52 millones, una cantidad idéntica a la del ejercicio pasado y que deja el capital social del grupo en 459,816 millones.

Isidoro Álvarez apuesta por la regionalización

En su discurso ante la junta de accionistas, el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, anunció que 2006 estará 'marcado' por el 'dinamismo y una creciente competencia'. 'España sigue siendo muy atractiva para los inversores y los operadores internacionales', reconoció. Las líneas de actuación se basarán en 'planificar nuevos proyectos empresariales, dar nuevos pasos en la expansión, abrir nuevos horizontes en la implantación internacional y poner en marcha nuevas y prometedoras líneas de negocio'.

Álvarez aseguró se han dado 'importantes pasos en la regionalización' y seguirá 'profundizando en esa línea' ya que se acerca 'la gestión al cliente'. El Corte Inglés pretende así 'adecuar los surtidos a las demandas específicas de cada zona'. Para ello, debe 'disponer de los órganos de gestión que lo hagan posible'. Otra prioridad es la gestión, 'la necesidad de seguir mejorando la productividad, aumentando la competitividad y la rentabilidad, así como, perfeccionando los procedimientos', con la renovación de sistemas e incorporación de novedades tecnológicas.