Las cuentas del gigante de la distribución

El flujo de caja permite financiar prácticamente toda la inversión del grupo

Los resultados del ejercicio 2005 muestran una evolución positiva en la generación de cash-flow hasta alcanzar los 1.132 millones de euros. Esto supone que El Corte Inglés ha podido sufragar la práctica totalidad de sus inversiones, que este año han ascendido a 1.143 millones, con el flujo de caja.

De hecho, la deuda se mantiene en unos niveles muy moderados. La firma acumula 421 millones de deuda con las entidades de crédito, lo que representa un aumento del 13,5% respecto a los 371 millones que debía a sus acreedores financieros en 2004. La mayor variación se registra en la deuda a largo plazo, que ha pasado de los 93 millones a 227 millones de un ejercicio a otro.

Por otra parte, el consejo de administración renovó para el próximo año el contrato con Deloitte, quien ha ingresado 1,63 millones por auditar las cuentas de 2005, además de 206.500 euros por servicios prestados a otras empresas del grupo.