TRIBUNA

Un futuro sorprendente

Los mensajes SMS se han convertido en uno de los canales de comunicación de mayor aceptación y popularidad en todo el mundo. Se calcula que el consumo global crecerá desde los 760.000 millones que se enviaron en 2004 hasta la impresionante cifra de 2,4 billones de mensajes en 2010, generando unos ingresos para las operadoras de 50.000 millones de dólares (unos 40.000 millones de euros).

La tecnología SMS creó una nueva realidad de mercado de gran aceptación, llegando a modificar hábitos de conducta e incluso el uso del lenguaje en la comunicación peer to peer. Es una forma cómoda de permanecer en contacto, más barata que las llamadas, a la que se puede acceder con apenas un par de clics a través del móvil, y normalmente más accesible que el e-mail.

Algunos expertos predijeron que los mensajes MMS harían desaparecer los SMS. Ocurrió lo contrario y la popularidad de los mensajes de texto sigue creciendo. Hoy no existe una competencia real entre los SMS y los MMS: cada tecnología tiene sus usos y sus ventajas. Lejos de canibalizarse, la convivencia de ambas ofrece al usuario más posibilidades de elección, comodidad y control. Tampoco su crecimiento se ha visto afectado por la disponibilidad de otras tecnologías como el IM y el e-mail móvil.

Mucha gente prefiere escribir a llamar en determinadas ocasiones, como en el inicio de ciertas conversaciones, compromisos sociales o la declaración de afecto. Los SMS se han convertido en un vehículo más del cortejo amoroso sustituyendo a las flores. Es un entorno discreto que permite expresarse más libremente y decir cosas que quizá no se dirían en una conversación cara a cara.

También se han revelado como una vía ideal para felicitar. Las propias operadoras se sorprenden del tráfico generado cada año en fechas como San Valentín o Año Nuevo. En tan sólo una hora (la primera del 1 de enero de 2006) Movistar encauzó más de 16 millones de mensajes, sólo tres millones menos que la suma de los tres operadores (Movistar, Vodafone y Amena) un año antes.

La tecnología SMS amplía además las posibilidades de acceso a servicios orientados a intereses individuales, como ocio y deportes. Un evento como el pasado Mundial de fútbol de Alemania dispara el consumo -y los beneficios para las operadoras- ya que los usuarios comentan los partidos, compran merchandise o reciben alertas de resultados.

La tecnología SMS prepara nuevas sorpresas. El teléfono móvil ya no está ligado a las llamadas; el consumidor concibe su terminal como un dispositivo de voz y texto, tanto para uso personal como profesional. Los SMS están apostando por la personalización, contribuyendo al enriquecimiento de las comunicaciones. El éxito de los tonos, los fondos de pantalla y los avatares, avalan el deseo de los clientes de adaptar sus comunicaciones a una forma que exprese su individualidad y sus emociones.

Por otro lado, el e-mail ha inspirado también algunas líneas de mejora de los SMS. Así, el usuario pronto podrá adaptar sus mensajes con firmas personales que sean inmediatamente reconocibles por el receptor; duplicar automáticamente o remitir mensajes de texto a otras personas o a su propio e-mail; e incluso activar un servicio de respuesta automática para informar de inmediato de su inhabilitación temporal para responder, al estilo del ausente de la oficina del e-mail. Ganar comodidad es un factor clave en alguno de los nuevos servicios personalizados. Los SMS Virtual Private Networks (VPN) por ejemplo, permitirán enviar mensajes de texto utilizando números cortos (con extensiones de cuatro dígitos en lugar de los números completos) así como incluir el nombre de pila del emisor, su firma, o la marca de la compañía. Las reducciones especiales de tarifas que acarrearán las VPN podrían ser un factor importante que refuerce a la larga el consumo de mensajes entre grupos.

También es un método idóneo para la interacción de las operadoras -que pueden informar a sus diferentes segmentos de clientes de los servicios personalizados- y las grandes marcas con los consumidores. Las últimas investigaciones subrayan la buena acogida por los jóvenes de los nuevos mensajes patrocinados. La inclusión de la información de la marca en un espacio inutilizado hasta el momento (el final del texto del SMS) permite abaratar el servicio, lo cual es muy bien recibido por el público más joven.

El afianzamiento de los mensajes de texto SMS como un actor significativo en el campo de la comunicación, la información y el entretenimiento, no impide que sigan teniendo un brillante y prometedor camino por recorrer. Con el enriquecimiento dinámico de las ofertas de SMS a través de nuevos servicios de personalización con gran funcionalidad, las operadoras pueden crear ventajas competitivas, potenciar la satisfacción y alimentar la lealtad del cliente.