Revista de prensa

Quattrone se escapa

Enhorabuena al fiscal general de EE UU, Michael García, que el martes acordó no procesar por tercera vez al antaño titán de Wall Street Frank Quattrone. Los datos recopilados no eran suficiente para montar un caso que siempre ha sido bastante débil.

García negoció un acuerdo de juicio diferido según el cual se levantarán los cargos contra Quattrone tras 12 meses si éste cumple con un mínimo de demandas, como la de no asociarse con criminales conocidos (...).

Este final es embarazoso para el antiguo fiscal del distrito sur de Nueva York, James Comey, quien nunca presentó cargos de delitos relaciones con las inversiones de banca contra Quattrone. En plena histeria post-Enron y anti Wall Street, el fiscal Comey acusó al banquero de obstrucción a la justicia y de manipulación de testigos, todo debido prácticamente a sólo un correo electrónico que mandó en 2000 pidiendo a sus empleados que limpiaran los archivos. Quattrone dijo que era una práctica rutinaria de la empresa (...).

El resultado del martes (...) pone de manifiesto cómo los fiscales tienden a cometer sus peores errores cuando se olvidan de la justicia y, a cambio, buscan objetivos importantes para aplacar las pasiones políticas del momento.