Disminución

Alemania cumple el objetivo de déficit por primera vez desde 2001

La recuperación de la hasta ahora débil demanda interna comienza a trasladarse a las cuentas públicas alemanas. El mayor consumo ha propiciado un aumento de los ingresos fiscales, lo que se ha traducido en una reducción del déficit público hasta el 2,5% del PIB. Se trata de la primera vez que la locomotora europea cumple con lo establecido en el Pacto de Estabilidad desde el año 2001.

El descenso del déficit público por debajo del tope del 3%, tal y como exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea, se debió sobre todo a un aumento del 3,2% de los ingresos fiscales. Mientras, los gastos públicos apenas se incrementaron un 0,6%, según las cifras hechas públicas ayer por la Oficina Federal de Estadística.

Los principales institutos de estudios económicos esperan que Alemania logre mantener esta senda de contención y mejora del desequilibrio presupuestario a lo largo de todo este ejercicio para finalizar con un déficit público por debajo del 3% del PIB.

Sin embargo, algunos expertos advierten de que no es posible hacer proyecciones de esta naturaleza, ya que hay que esperar hasta comprobar cómo se comporta la actividad durante los próximos meses. No obstante, y aunque el ministro de Finanzas, Per Steinbruck, no descarta que el déficit pueda terminar el año por debajo de ese 3%, la posición oficial ante Bruselas sigue siendo la de que Alemania cumplirá con el Pacto de Estabilidad en 2007.

Entretanto, la Oficina Federal de Estadísticas también confirmó ayer que el PIB creció un 0,9% en el segundo trimestre, el mejor registro en más de cinco años. Las cifras apuntan a que el fuerte avance de la construcción y la inversión hizo posible esta recuperación de la actividad. Los datos desagregados reflejan que la demanda doméstica total sumó 0,8 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en el periodo abril-junio. La inversión en equipos de capital contribuyó con 0,6 puntos, mientras que la construcción sumó 0,4 puntos.

El aumento de la construcción fue el más fuerte en la última década. Los inventarios añadieron 0,5 puntos y el comercio neto sumó una décima de punto. Sin embargo, el consumo privado resultó más débil de lo que habían sugerido los datos de las ventas minoristas en el trimestre, pues restó dos décimas de punto al crecimiento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) subió ayer su proyección de crecimiento para la economía alemana en el 2006 a 'cerca de un 2%', desde el 1,3% previo, según el diario alemán Handelsblatt. El FMI igualmente aumento el crecimiento para 2007 al 1,5%. Además, según las mismas fuentes, Alemania conseguiría reducir su déficit fiscal por debajo del 3% este mismo año.

De acuerdo con el Bundesbank, el banco central alemán, las ventas, incluyendo las estaciones de servicio y los vehículos, aumentaron un 1,1% de abril a junio respecto a los tres meses anteriores. 'Aún prevemos que la demanda nacional respalde al crecimiento en los próximos meses debido al impacto anticipado de la subida del impuesto sobre el valor añadido (IVA)', declara Ulrike Kastens, de la firma Sal Oppenheim.

El Gobierno de Angela Merkel aprobó este año el incremento de tres puntos porcentuales del IVA, con el objeto de sanear las cuentas públicas, medida que será efectiva en enero de 2007. De ahí que los analistas adviertan que numerosos ciudadanos están adelantando algunas compras a este ejercicio para evitar esa mayor carga impositiva.

La confianza empresarial resiste

La confianza empresarial en Alemania fue más resistente de lo previsto en agosto, pese a bajar ligeramente, según el índice IFO difundido ayer. El indicador del clima empresarial, basado en un sondeo entre unas 7.000 empresas, bajó a 105,0 puntos desde los 105,6 de julio.

Casi todos los sectores registraron descensos, salvo el negocio minorista, que pasó de 5,9 puntos negativos a 5,6. La construcción también se mantuvo en niveles negativos.