Caída

El sector inmobiliario se resiente en EE UU

Las ventas de casas nuevas en EE UU cayeron en julio por segundo mes consecutivo. El descenso, de un 4,3%, supone la mayor caída desde febrero y es superior al esperado por los analistas. Las ventas el pasado mes se situaron en 1,072 millones a un ritmo anual desestacionalizado. Además, se ha producido un récord en el inventario de viviendas sin vender, lo que indica un enfriamiento del mercado inmobiliario.

Las nuevas casas, si bien representan un componente pequeño de las ventas en general, provocan una mayor actividad económica que las viviendas de segunda mano debido a que crean trabajos en el sector de la construcción e impulsan la venta de bienes duraderos. Sin embargo, también las viviendas de segunda mano cayeron un 4,1% y alcanzaron su nivel más bajo desde enero de 2004.

Asimismo, los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos disminuyeron un 2,4% en julio, tras dos meses de incrementos. Este descenso equivale a 5.300 millones de dólares. La causa, según el Departamento de Comercio, es el retroceso en la demanda de aviones y automóviles.