Investigación

Dell entra en zona de turbulencias

El gigante informático Dell recortó a la mitad el beneficio obtenido entre abril y junio hasta ganar 502 millones de dólares. No es un buen momento para el fabricante, que acaba de reconocer que está siendo objeto de investigación por parte de la SEC, el regulador bursátil estadounidense.

Agosto no está siendo un buen mes para el fabricante de equipos informáticos Dell. Si el pasado miércoles anunció la retirada de más de cuatro millones de baterías defectuosas fabricadas por Sony (pueden recalentarse hasta provocar fuego), el viernes presentó unos resultados trimestrales que recortan a la mitad el beneficio de hace un año. Durante el segundo trimestre fiscal, el gigante informático obtuvo un resultado neto de 502 millones de dólares (390 millones de euros), o de 22 centavos por acción, un 51% inferior a los 1.020 millones de dólares que ganó en el mismo periodo del año pasado. Las previsiones indicaban una reducción del 30%. En conjunto, durante los primeros seis meses del año, los resultados son ligeramente mejores. El beneficio neto en este periodo se redujo un 35%, alcanzando los 1.954 millones de dólares. La facturación fue de 28.310 millones de dólares, un 6% más que en el primer semestre de 2005.

Dell ha registrado una desaceleración de sus ingresos. La facturación alcanzó los 14.094 millones de dólares, un 5% más que hace un año. La multinacional achaca la reducción de su resultado trimestral a su agresiva política de precios en un mercado de por sí ralentizado. En el semestre, los ingresos sumaron 28.310 millones de dólares, un 6% más que un año antes. De estos, 10 millones procedieron de la venta de ordenadores de mesa (un 4% menos que hasta julio de 2005). Esta división del negocio ha perdido terreno en el total del negocio; donde hace un año representaba el 39% ahora supone el 35%. A cambio, se han incrementado los ingresos por venta de portátiles (7,4 millones de dólares), servicios añadidos (2,8 millones), software y periféricos (4,4 millones).

Para colmo, Dell presentó sus resultados un día después de que lo hiciera su principal rival, Hewlett-Packard. El segundo fabricante informático informó el jueves que su beneficio se multiplicó por 18 en el primer trimestre fiscal, tras ganar 1.375 millones de dólares (1.068 millones de euros) frente a los 75 millones que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior. Mientras que las acciones de Dell han caído un 40% en los últimos 12 meses, los títulos de HP se han disparado un 41% en el mismo periodo. En la sesión del viernes, la Bolsa penalizó estos resultados, y las acciones de Dell cayeron un 2,81%, hasta los 22,1 dólares.

Los títulos de Dell han caído un 40% en los últimos doce meses mientras que los de su rival HP suben un 41%

Investigada por la SEC

Por si fuera poco, la compañía ha reconocido que está siendo objeto de una investigación 'informal' por parte de la SEC (Securities and Exchange Comision), el organismo regulador de la bolsa estadounidense. En un comunicado, aclaró que por el momento el regulador ha pedido información sobre los resultados financieros de años anteriores, lo que no implica 'que existan violaciones de la ley'.

Dell aprovechó el comunicado para anunciar un acuerdo con AMD (Advanced Micro Devices) para incluir sus productos en los ordenadores que comercializa. Hasta ahora, mantenía un acuerdo de exclusividad con el principal rival de AMD y líder en la fabricación de procesadores, Intel. Dell se ha mostrado satisfecho por mantener acuerdos con las dos marcas, lo que le permitirá terminar el año con 'la mejor y más amplia producción de toda su historia'. El próximo mes lanzarán juntos el ordenador personal Dimension.