EDITORIAL

Turbulencias contables

El fabricante de equipos informáticos Dell vive un periodo convulso tras anunciar una fuerte caída del beneficio en el segundo trimestre, nada menos que del 50%, y la apertura de una investigación, informal eso sí, por parte del órgano regulador de los mercados en Estados Unidos, la SEC, relativo a las cuentas formuladas en pasados ejercicios. La compañía se apresuró a matizar que el estudio no implica que existan violaciones de la ley. Asimismo, hace unos días Dell anunció que las baterías de algunos de sus portátiles, fabricadas por Sony, generaban problemas. Otra firma tecnológica, Apple, desvelaba la semana pasada que ponía en revisión las cuentas de los últimos ejercicios por la contabilización de las stock options de la sociedad. Ante estas noticias, se podría temer un rebrote de los escándalos financieros vividos hace un par de años. La reacción rápida de la SEC y de las propias empresas parecen indicar sin embargo que la situación está bajo control.