Amenaza

Ryanair demandará al Gobierno británico si mantiene los controles

La aerolínea de bajo coste Ryanair amenazó el viernes al Ejecutivo británico con exigirle judicialmente una compensación. La empresa quiere que el Gobierno elimine las nuevas medidas de seguridad impuestas tras el atentado fallido de la semana pasada.

Ryanair fue muy clara el viernes. O el Gobierno británico vuelve a implantar las medidas de seguridad anteriores a la desarticulación del supuesto complot terrorista o la aerolínea irlandesa le demanda. La empresa considera que los actuales controles, mucho más restrictivos con el equipaje de mano, 'son ineficaces desde el punto de vista de la seguridad'.

'Sólo queremos que se devuelva la normalidad a los aeropuertos', pidió Michael O'Leary, director ejecutivo de Ryanair, en una rueda de prensa. El pasado jueves, el Gobierno impuso estrictas normas de seguridad en los aeropuertos. Las medidas se debían a que la Policía anunció que había desarticulado un complot terrorista que pretendía atentar con explosivo líquido contra 10 aviones en pleno vuelo.

Las primeras medidas suponían la prohibición de subir equipaje de mano a la cabina del avión. Los pasajeros sólo podían llevar consigo lo imprescindible, como la documentación, en una bolsa de plástico transparente. Cuando se rebajó el nivel de alerta terrorista, el Ejecutivo redujo las medidas de seguridad pero siguen siendo superiores a las del resto de países europeos. Los controles actuales obligan a llevar un equipaje de mano de tamaño reducido y a registrar al 50% de los pasajeros. 'No hay ninguna diferencia', afirmó el directivo. Según O'Leary, las medidas impuestas sólo pueden aplicarse porque el personal de seguridad de los aeropuertos está haciendo horas extras. La gestora aeroportuaria BAA también ha reconocido que la situación es 'insostenible'.

Ryanair afirmó que, si el Gobierno reajusta las medidas, 'no reclamará la compensación a la que tiene derecho según la Ley del Transporte de 2000'. El Gobierno sugirió que la empresa no puede presentar una demanda al amparo de esta ley, porque 'las medidas de seguridad se imponen por la ley de la Seguridad en la Aviación Civil de 1982'.

El Ministerio de Transporte advirtió además en un comunicado que no tiene 'intención de comprometer la seguridad' de las personas ni vislumbra un cambio de política ni en la seguridad 'en los próximos siete días'.

La seguridad aérea, prioridad en la UE

La seguridad aérea será una de las prioridades de Finlandia en su semestre de presidencia de la UE. En un comunicado, la presidencia finlandesa de turno recuerda la necesidad de aprobar lo antes posible la propuesta para modificar la regulación comunitaria sobre seguridad aérea.

La iniciativa pretende sustituir una norma aprobada tras los atentados del 11-S. Entre otras medidas, prevé una mayor control de los aviones de carga de países terceros, más cooperación internacional y más medidas de seguridad en vuelo. Para avanzar hacia la aprobación de ese texto, Finlandia ha convocado una reunión del grupo de trabajo de aviación del Consejo de Ministros de Transporte para la primera semana de septiembre y prevé también dialogar con el Parlamento Europeo para buscar un punto de vista común sobre la materia.