CincoSentidos

La Plaza de las Ventas sale a concurso

Hoy se publica en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (Bocam) el nuevo pliego de condiciones que regirá el concurso de adjudicación de la plaza de toros de Las Ventas para las próximas dos temporadas.

Ignacio González, vicepresidente primero de la Comunidad, presentó ayer al Centro de Asuntos Taurinos el texto, que difiere muy poco del que sirvió para la concesión del coso en 2004 a la empresa Taurovent, liderada, entre otros, por José Antonio Chopera.

La renuncia de Taurovent a solicitar la prórroga a la que tenía derecho ha obligado a la Comunidad a aprobar y publicar con urgencia, en poco menos de quince días, un pliego que es, salvo mínimos retoques, idéntico al anterior. El plazo de presentación de ofertas por parte de las empresas interesadas en acceder a la gestión de Las Ventas finaliza el 22 de septiembre, y la concesión de la plaza se hará en los primeros días de noviembre, sólo unas fechas después de que concluya la relación contractual que une a Taurovent con la Comunidad.

El aspecto más novedoso del texto que hoy se publica en el Bocam hace referencia a la eliminación de los 20 puntos que el anterior pliego otorgaba al apartado denominado 'estabilidad en el empleo', que ha sido suprimido para adecuar el texto a la pertinente normativa europea. También es una novedad del pliego que a la empresa que gane el concurso se le dará la opción de que pueda programar más festejos en San Isidro (o en fechas inmediatamente posteriores), pero siempre fuera de abono.

æpermil;ste se mantendrá en veinticinco festejos (veinte corridas de toros, tres novilladas y dos corridas de rejones), si bien cabe la posibilidad, tal y como ha sucedido este año con la Feria del 75 Aniversario de Las Ventas, de que se organicen más espectáculos taurinos.

Un aspecto que no varía en el nuevo pliego es el canon económico mínimo exigido, que es de 3.366.000 euros. A partir de esa cantidad, la oferta más elevada será valorada con 25 puntos, los mismos que ya se otorgaban en el pliego anterior en ese apartado.

Los veinte puntos (sobre cien) suprimidos en el apartado de estabilidad de empleo se reparten de la siguiente manera: la programación taurina (con especial atención a las ferias de San Isidro, Otoño y Comunidad, así como a las fechas clásicas del calendario taurino) tendrán 24 puntos, frente a los veinte del pliego anterior; la valoración del equipo técnico, 15 puntos (antes 10); el plan de publicidad, promoción y difusión de la Fiesta, 14 puntos (antes 10); la colaboración con la Escuela Taurina de Madrid, 8 puntos (antes 6); la promoción de la Fiesta y fomento de la afición, 9 puntos (antes 5); por último, otros aspectos relativos a mejoras en la plaza, accesibilidad y modernidad, 5 puntos (antes 4).

La soledad de Chopera

Todo marchaba sobre ruedas en la plaza de Madrid hasta que dos acontecimientos inesperados provocaron una grave crisis que, finalmente, se ha resuelto con la publicación del nuevo pliego y la consiguiente convocatoria de un concurso para la adjudicación de Las Ventas.

El primer acontecimiento fue la presunta implicación del constructor Fidel San Román en la trama de corrupción destapada en Marbella con el caso Malaya. San Román, que tenía el 49% de las acciones de Taurovent, ingresó en prisión, provocando una situación insostenible en la plaza de Madrid.

El segundo acontecimiento fue la elección de Ramón Calderón como presidente del Real Madrid. Calderón, que sólo tenía el 5% de las acciones, servía, sin embargo, como bisagra entre los dos grandes grupos que se integraban en Las Ventas. Las acciones restantes están en manos de José Antonio Chopera, el único empresario realmente vinculado con los toros en Taurovent, y que es quien ha dirigido, junto a su hijo Manuel Martínez Erice, el rumbo de Las Ventas durante las dos últimas temporadas.

Privado de sus socios, y presumiblemente retirados los apoyos financieros que sostenían a la empresa, Chopera decidió no ejercer su derecho a solicitar una prórroga en la explotación de la plaza que, según todos los indicios, le iba a haber sido concedida sin mayor dificultad.

Aunque las grandes empresas taurinas aún no se han manifestado respecto a su voluntad de presentarse o no al nuevo concurso, se da por hecho que Chopera sí acudirá al mismo, pero en esta ocasión con la empresa familiar Taurodelta, con la que dirige las plazas de Salamanca, Albacete y Santander.