Ajustes de personal

Los bancos crecen en empleados y oficinas tras una década de ajustes

Los bancos nacionales se unieron el pasado año a la estrategia nunca abandonada de cajas de ahorros y cooperativas de crédito de expandir su red de oficinas y aumentar su plantilla. Tras cerca de una década de ajustes, el Banco de España confirma que los ajustes de personal han terminado.

Las entidades financieras que operan en España aumentaron en 2005 por quinto año consecutivo el número de oficinas, con 1.391 nuevas aperturas. La red de sucursales bancarias en el país alcanza los 42.270 establecimientos hasta marzo. Pero fue el pasado año cuando los bancos se apuntaron a la estrategia seguida por las cajas y las cooperativas.

Durante el pasado ejercicio se contabilizaron un total de 42.073 oficinas, un 3,2% más que en el ejercicio anterior, según la Memoria de la Supervisión Bancaria del Banco de España de 2005.

El supervisor destaca que este crecimiento viene a demostrar que el objetivo fundamental de bancos, cajas y cooperativas es mantener y captar nuevos clientes como vía para aumentar el volumen de su negocio, a pesar de la alta densidad alcanzada.

La ratio de oficina por cada 10.000 habitantes mayores de 16 años es de 11,5 sucursales.

Los bancos, que desde 1998 venían cerrando sucursales de forma generalizada, aunque con algún ligero repunte muy puntual, pusieron en marcha el pasado año importantes planes de expansión, que se mantienen a lo largo del presente ejercicio. Abrieron 378 sucursales en 2005, y ya en los tres primeros meses de este año han inaugurado otras 110.

Las cifras, sin embargo, están aún muy alejadas de las de las cajas y de la cantidad de sucursales que poseían en 1998. Ese año sólo los bancos contaban con 17.450 oficinas. Los procesos de fusión, sobre todo los asumidos por el Santander con el Central Hispano y BBV con Argentaria, fueron los detonantes de la política de cierre de sucursales, aunque un poco antes ya se había paralizado la expansión de estos bancos.

Las cajas, mientras, inauguraron a lo largo del último ejercicio completo 915 agencias. A ellas hay que sumar otras 158 abiertas de enero a marzo de este año. Hasta el primer trimestre estas entidades tenían 22.568 sucursales. En 1998 poseían 17.582 establecimientos.

La nueva política de expansión de los bancos en el mercado doméstico ha llevado aparejado un aumento de sus plantillas tras 14 años de ajustes. Así, el número total de empleados se incrementó el pasado ejercicio un 2,7%, hasta los 253.936, y se simultaneó con programas de jubilación y contratación de personal más joven. Los bancos incrementaron sus plantillas en 1.200 empleados, y alcanza los 111.298 empleados. Esta cifra está, sin embargo, muy alejada de los 161.987 trabajadores con los que contaba en 1991. El Banco de España asegura que tras años de ajustes, esta política de crecimiento tanto de plantilla como de oficinas, indica 'la práctica finalización de los procesos de reestructuración interna que acompañaron la conformación de los mayores grupos bancarios en la última década'.

Por su parte, las cajas mantienen su ritmo de creación de empleo. Tienen 118.072 empleados, 4.665 trabajadores más que un año antes.

Otro de los canales preferentes de servicio a los clientes bancarios, los cajeros automáticos, también continuó su expansión en 2005 al superarse los 15 cajeros por cada 10.000 habitantes mayores de 16 años. Con esto, España se mantiene como el país con la red más densa de Europa.

Las cajas ceden cuota a la banca 'online' por primera vez en 10 años

La guerra por ganar cuota se vio alterada ligeramente el pasado año. Según la Memoria de Supervisión, los bancos nacionales mantuvieron 'inalterada su cuota de mercado en términos de balance'. Las cajas, sin embargo, perdieron un 0,2% después de casi una década de ganancia continuada. El Banco de España explica que las sucursales de la UE que operan por internet o por teléfono y carecen de oficinas siguieron ganando negocio, básicamente en depósitos, aunque han comenzado de forma decidida a entrar en el crédito hipotecario. Las cooperativas también crecieron en cuota.