Acuerdo

Arcelor firma la paz con el Gobierno vasco y BBK y da autonomía comercial a ACB

Arcelor ha firmado las paces con los otros dos accionistas de la Acería Compacta de Bizkaia (ACB), la BBK y el Gobierno vasco, cada uno de ellos con un 10%. 'Las discrepancias sobre la gestión' de la planta siderúrgica, reconocidas ayer por primera vez por la multinacional del acero, subieron de tono durante la opa lanzada por Mittal, que ahora controla el 92% de Arcelor.

Los representantes de BBK y del Ejecutivo de Vitoria se negaron incluso a firmar las cuentas del ejercicio de 2005. Ahora han conseguido para ACB un 'estatus especial' que le permite vender parte de su producción fuera de la órbita de Arcelor. Desde su puesta en marcha en 1996, todas la bobinas que han salido de Sestao (Vizcaya) han sido adquiridas por Arcelor a un precio fijado por el accionista mayoritario, una circunstancia que lastraba el desarrollo de la planta y planteaba dudas sobre su futuro, según BBK y Socade, la sociedad del Gobierno vasco.

ACB tendrá una división comercial propia para vender a terceros parte de su producción, que tiene una capacidad anual de un millón y medio de toneladas.

ARCELORMITTAL 21,74 -2,31%

Según comunicó ayer Arcelor, 'tras largas y constructivas negociaciones' con BBK y Gobierno vasco 'se ha dado respuesta a sus demandas' sobre un 'estatus especial' para ACB. La nueva organización comercial de la planta trabajará para colocar en el mercado toda su producción y así propiciar que trabaje a plena capacidad.