Protesta

Los trabajadores de tierra de Iberia paralizan el aeropuerto de El Prat

Los trabajadores de handling de Iberia en El Prat iniciaron en la mañana del viernes una manifestación en las pistas del aeropuerto hasta bloquear el servicio, en plena operación de salida de las vacaciones de agosto. Protestaban por el reparto de AENA de licencias de servicios aeroportuarios, que deja fuera a Iberia. Los vuelos afectados sumaron 544.

Por segunda vez en lo que va de verano, las esperadas vacaciones de muchos viajeros se han visto alteradas por problemas en los aeropuertos. Si a mediados de mes fueron los pilotos de Iberia quienes convocaron la huelga, en esta ocasión han sido los trabajadores del servicio de tierra de la compañía aérea quienes abandonaron sus puestos de trabajo e invadieron las tres pistas del aeropuerto de El Prat en Barcelona, impidiendo que ningún avión aterrizara o despegara durante casi toda la jornada.

La manifestación, calificada de 'espontánea' por Comisiones Obreras y UGT, se inició el viernes sobre las nueve de la mañana tras la celebración de una asamblea. Inmediatamente, unos 200 trabajadores tomaron las pistas de acceso por las que los aviones circulan hasta llegar a las plataformas y allí se mantuvieron hasta casi entrada la noche. Ninguna de las acciones de los huelguistas había sido comunicadas con anterioridad y no contaban autorización legal

Los vuelos cancelados en el aeropuerto de El Prat alcanzaron los 544, pero las alteraciones afectaron al conjunto de la operatividad aérea en toda España, en plena jornada punta de salida de vacaciones.

La protesta tiene como motivo la reciente adjudicación por AENA de las licencias de handling (servicios aeroportuarios de facturación y embarque de pasajeros y maletas) en los aeropuertos españoles, por la que Iberia se quedaba sin la gestión de estos servicios en El Prat, a favor de Spanair, Air Europa y FCC.

Según los sindicatos UGT, CC OO y CGT, esta situación podría suponer la pérdida de entre 700 y 900 empleos, de un total de 2.500.

Tal y como afirmaron fuentes sindicales, hasta el viernes Iberia no había solicitado el permiso necesario para gestionarse los servicios de tierra a sí misma, mediante el sistema denominado autohandling, que le permitiría mantener una importante actividad en este negocio en el aeropuerto de El Prat.

A media tarde del viernes, los trabajadores comenzaron el desalojo de las pistas al recibir la confirmación de que Iberia había solicitado dicha licencia para El Prat. Al mismo tiempo, el Ministerio de Fomento y AENA se comprometían con los sindicatos a hacer cumplir a todas las operadoras el convenio colectivo del sector y a buscar una fórmula que permita a Iberia hacer los servicios de handling a Clickair.

El responsable del sector aéreo de CC OO, Miguel Rubio, denunció el silencio de AENA ante la situación de los trabajadores. 'No podemos apoyar una actuación que va en perjuicio de miles de pasajeros. Sin embargo, buscamos una garantía de que se vayan a mantener los puestos de trabajo', señaló.

Según informó Efe, la policía practicó nueve detenciones entre los manifestantes, que en la tarde del viernes no habían alcanzado un acuerdo definitivo con las direcciones de AENA y de Iberia y tenían previsto reunirse en la mañana del sábado para decidir sobre la continuidad de la protesta.

Un total de 544 vuelos con salida o destino en El Prat fueron cancelados desde las 10 de la mañana del viernes hasta las 8 de la tarde, aunque Iberia mantuvo cancelados los vuelos que tenía previsto operar en ese aeropuerto hasta las 7 de la mañana del sábado. Más de 25 aviones fueron además desviados a otras localidades próximas como Reus, Gerona o Alicante.

El TDC multa a aerolíneas y agencias

El Tribunal de Defensa de la Competencia ha impuesto 6,1 millones de multa a Iberia, Spanair, Air Europa y a diversas asociaciones de agencias de viajes por fijar los precios de los cargos de emisión de los billetes aéreos. Iberia deberá pagar dos millones de euros; Spanair, 250.000 euros y Air Europa, 300.000. La multa para la Federación Española de Agencias de Viajes (Feaav) es de 1,6 millones y la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje Españolas (Aedave), deberá desembolsar 1,4 millones.