Ley de Memoria Histórica

El Gobierno destinará 60 millones a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el polémico proyecto de Ley de Memoria Histórica, que prevé aumentar las pensiones e indemnizaciones a los damnificados por la Guerra Civil española o por la dictadura franquista, así como a sus familiares.

El proyecto extiende las indemnizaciones a todas las viudas e hijos de personas muertas en la guerra. Hasta ahora, sólo podían beneficiarse de las ayudas si el fallecido había muerto en el plazo de dos años tras el fin de la contienda.

Entre otras mejoras, el Gobierno propone indemnizar con 6.000 euros a aquellos que hubieran sido enviados a los batallones disciplinarios -campos de trabajo forzado- durante tres años o más. Con la legislación actual sólo los que acrediten que estuvieron en la cárcel tienen tal derecho.

Por otra parte, se prevén indemnizaciones a los familiares de aquellos que 'perdieron la vida en defensa de la democracia' entre 1968 -cuando se aprobó la Ley de Víctimas de Terrorismo- y 1977, año de la Ley de Amnistía. El importe será de 135.000 euros y el Gobierno calcula que unas 30 personas podrán ser beneficiarias.