Tipos

El Banco de Japón sube por primera vez en seis años los tipos de interés

El Banco de Japón ha acabado con casi seis años de política monetaria marcada en el País del Sol Naciente por tipos de interés nulos (0%) para intentar salir del estancamiento económico y la deflación. Las autoridades niponas decidieron este viernes elevar hasta el 0,25% el tipo de interés oficial, algo que no sucedía desde agosto de 2000.

El banco central japonés anunció también en la misma reunión el incremento de la tasa oficial de descuento (otro tipo de referencia), del 0,1% al 0,4%. Con tales medidas el banco nipón se suma al Banco Central Europeo (BCE) y a la Reserva Federal de EE UU, en su camino de subida del precio del dinero para maniatar las tensiones inflacionistas.

En el caso de Japón, la economía llevaba más de cinco años sumida en un permanente estancamiento (algunos de los ejercicios, en recesión) que, parece haber salvado, a juicio del propio gobernador, Toshihiko Fukui. Tras la reunión y a pesar de la subida, Fukui prometió mantener los tipos de interés en niveles muy bajos, señalando que el banco emisor 'no tiene la intención de realizar subidas de forma consecutivas', como lo ha estado realizando la Reserva Federal en EE UU. 'Hemos podido dar un importante paso hacia la normalización gradual de la política monetaria', agregó, informa Efe.

El gobierno japonés reaccionó con palabras de aprobación pese a que algunos miembros -entre ellos el ministro de Finanzas- se habían mostrado críticos en semanas anteriores por considerar que la recuperación económica podía no estar cimentada aún.

Sin embargo, los datos macroeconómicos que maneja el banco central japonés apuntan a un crecimiento robusto del PIB, que en el primer trimestre del año superó el 3% en tasa anualizada. La inflación también parece acelerarse (0,8% en mayo), muestra de que la demanda nacional está empezando a influir sobre los precios de los bienes y servicios.

Poco después de la reunión, el ministro de Finanzas, Sadakazu Tanigaki, resaltó que la subida tiene un 'significado histórico' ya que la política monetaria japonesa 'ha sido capaz de emerger de un estado anormal'. No obstante, aconsejó al banco central que no se lance a una escalada de tipos de interés para no acabar provocando lo que ocurrió hace ocho años cuando una subida repentina de tipos llevó a la economía nipona a la recesión.

Ahora, el banco central parece haber aprendido la lección y se apresura también a controlar todos los factores de riesgo de potenciales desequilibrios. Uno de ellos es el mercado de deuda pública. Para ello, la autoridad monetaria anunció también este viernes que continuará comprando bonos del Gobierno japonés a largo plazo, por valor de 1,2 millones de yenes (10.344 millones de dólares), para frenar la volatilidad del mercado. La subida de tipos de interés, aunque esperada desde hace semanas por los mercados, llevó a la Bolsa de Tokio a los números rojos. El índice Nikkei perdió 252,7 puntos (1,67%).

Ahora, todo el mundo se pregunta cuándo se producirá una nueva subida del precio del dinero. Algunos expertos manejan la fecha del 31 de octubre, cuando se vuelva a reunir el consejo. Otros lo aplazan hasta la reunión de diciembre. o más tarde. 'No creo que la próxima subida se produzca antes de enero', dijo a Reuters, Mamoru Yamazaki, economista del HSBC.

Con todo, queda aún mucho margen para que Japón alcance el 2,75% en que están situados los tipos en la zona euro, o el 5,25% en donde están en EE UU, sus dos áreas competidoras.