Revista de prensa

Las travesuras de Cresson

Si los órganos de gobierno de la UE carecen de la fe y confianza del público, acaban de recordarnos por qué son los únicos responsables. El Tribunal de Justicia Europeo concluyó esta semana que la ex primera ministra francesa Edith Cresson, que fue comisaria europea de Educación e Investigación, rompió las reglas de la Comisión cuando empleaba a su dentista como 'científico de visita' y le pagaba 150.000 euros del dinero de los contribuyentes. Pero entonces decidió no hacer nada al respecto (...). En 1999 la Comisión se resignó en bloque.

Han pasado siete años y tenemos un nuevo y mejorado Gobierno de la UE, ¿verdad? No del todo.

La Comisión presentó el caso en contra de Cresson en 2004 presionada por la opinión pública. Ahora, a pesar de declararla culpable de favoritismo, el Tribunal ha rechazado una recomendación hecha por su propio abogado general (...) de retirarle la mitad de la pensión que cobra de la UE. Habiendo ya engañado a los ciudadanos una vez, la señora Cresson ganará 42.300 euros al año, cortesía del contribuyente europeo, durante el resto de su vida.

Los políticos de Bruselas encuentran miles de explicaciones al euroescepticismo. Cuando cierran filas de esta manera dan más que una probable causa.