Mercados

Los fondos europeos sufren la primera pérdida trimestral desde 2004

La industria europea de fondos cerró el segundo trimestre del año con pérdidas en su rentabilidad. Es la primera vez que esto ocurre desde septiembre de 2004. La caída más abultada fue la de los fondos de renta variable, que cayeron un 5,4%.

El mundo no es un lugar tan benigno como pensábamos'. La frase que resume el estado de ánimo de la industria europea de fondos es de Neil Woodford, el gestor del fondo Invesco Perpetual High Income, que es precisamente el único entre los grandes que logró saldar el trimestre con ganancias, un escaso 0,1%. Los datos recopilados por Bloomberg revelan que los fondos europeos que invierten en renta variable sufrieron en el segundo trimestre del año un retroceso medio del 5,4%, después de haber llegado a ganar un 7,5% en el trimestre anterior. El miedo generado por una perspectiva de tipos de interés más elevados y el declive de los precios de las materias primas, en las que muchos fondos estaban invertidos, son las principales causas.

Los fondos de renta fija y los mercado monetario también registraron pérdidas, aunque el descenso medio se limitó a un 0,8%.

Los participantes en la conferencia europea de gestores de fondos, que se celebra estos días en Mónaco, reconocieron el 'nerviosismo' de los clientes, ante el descenso de la rentabilidad de los fondos y admitieron que ese miedo, está tenido un impacto en el patrimonio bajo gestión. Así, los datos de mayo reflejan que el volumen neto de fondos en Reino Unido aumentó en 11 millones de libras (unos 15,62 millones de euros), lo que representa un descenso espectacular respecto a los 1.300 millones (1.846 millones de euros) del mes anterior. En Alemania, los números son aún peores, ya que se registró una salida neta de patrimonio de 1.900 millones de euros.

'Hace tres meses había un exceso enorme de confianza en el mercado', declaró un gestor de JPMorgan. 'Ahora el miedo ha alcanzado de pleno al mercado'.

Los fondos que han logrado salvarse algo de la quema son los que han evitado las materias primas. Todo lo contrario de lo que le sucedió al fondo Special Situations, de Fidelity, que apostó fuerte por BP y se encontró al final de junio con que era el peor entre los 10 mayores fondos de Europa, con un retroceso acumulado en el trimestre del 8,7%.

Ahora, algunos expertos advierten que el mal desempeño de la industria sólo acaba de comenzar y puede prolongarse durante meses.