Franquicias

Una vía de acceso para las mujeres directivas

Las cadenas de tiendas de moda y de complementos, los negocios relacionados con la belleza y la salud o las enseñas de reparación de prendas se han convertido en el prototipo de actividades con una notable presencia femenina. Pero las mujeres también están accediendo a otras áreas con cargos de responsabilidad como las cadenas de restauración o los servicios financieros. De hecho, según la consultora Tormo & Asociados, las mujeres con cargos directivos en redes de franquicia representan el 26,6% del total. Entre ellas figuran enseñas como McDonald's cuya presidenta en España es Patricia Abril; The Body Shop, con Carmen Almagro como primera ejecutiva; Häagen-Dazs, al frente de la cual está Paloma Elegido, o la cadena de papelerías Folder, con Carmen Fernández como consejera delegada.

Y es que el sistema de franquicia se presenta, cada vez más, como una nueva vía para que las mujeres accedan a los puestos ejecutivos. Según los datos de Tormo, aunque sólo se han contabilizado 635 mujeres directivas en las cadenas de franquicia, ese 26,6% del total ya está por encima de la media nacional.

Los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) de 2005, señalan que el porcentaje de mujeres directoras o gerentes (incluida la Administración donde la presencia femenina es superior a la media) es del 24,1%, frente al 75,9% de los hombres. Esto supone una diferencia de dos puntos y medio a favor de las centrales de franquicias.

Es cierto que de las 635 mujeres que ocupan cargos directivos en el mundo de la franquicia, sólo 77 ocupan el puesto de presidenta, directora general o gerente, el 12,1% del total, pero también es verdad que la tendencia va al alza.

Sara Gil, fundadora y directora de expansión de la cadena Pelucharia (dedicada a muñecos y juguetes para niños), cree que esta tendencia obedece a que la franquicia es un sector joven y por ello resulta más sencillo que mujeres bien preparadas accedan a puestos de responsabilidad. También reconoce que en su empresa hay una mayoritaria presencia femenina y que sus franquiciadas son mujeres, pero cree que en este caso influye el tipo de producto y la baja inversión que es necesaria aportar.

En una línea similar apunta Carmen Fernández, consejera delegada de Folder. 'La franquicia es un concepto novedoso y que resulta muy apropiado para que la mujer desarrolle toda su capacidad creativa y todo el espíritu de sacrificio que llevamos dentro. Las que ya cumplimos los 50 hemos tenido pocas oportunidades de demostrar nuestra capacidad, pero ahora la franquicia ofrece nuevas oportunidades', explica.

Elisa Hernández, directora general de la cadena canaria de servicios financieros Servibox Universal, asegura que todavía en la franquicia, como en el resto del tejido empresarial español, hay una mayoritaria presencia de hombres. 'Hay mujeres gerentes, pero propietarias somos muy pocas. A mí me ha costado mucho, pero más por estar en Canarias que por ser mujer', añade. Su llegada al mundo de la franquicia constituye su segunda aventura empresarial (la primera es Casmader, empresa constructora de casas de madera). Servibox, que lanzó el año pasado, ya tiene cuatro oficinas operativas (dos en la Península) y otros cuatro contratos firmados.

Negocios familiares

En la franquicia hay muchos negocios familiares y eso favorece la presencia femenina. 'Es frecuente el tándem de franquiciador/a, pero es más raro la iniciativa de una mujer sola. No obstante, la tendencia va cambiando', señala María Dolores Sevillano, de Tormo.

El apoyo público y asociativo es clave

Algunas cadenas cuentan con un amplio plantel de mujeres en sus cuadros ejecutivos. Es el caso de Café de Indias que ha dejado en manos femeninas la responsabilidad de los departamentos de operaciones (María Marinas), calidad (Raquel Madrigal), desarrollo de personas (Isabel Quiñones) y formación (Sara Gutiérrez). Esta profesional asegura que 'la mujer empieza a tomar fuerza pero aún necesita de una concienciación colectiva dentro del mundo laboral, donde la valía y la capacidad sean los parámetros para tomar decisiones y no el género'.

Carolina Morales, socia-directora de Goodwill Comunicación, cree que 'el desarrollo de programas de ayudas a mujeres empresarias y emprendedoras por parte de las administraciones y asociaciones empresariales ha favorecido la puesta en marcha de nuevas cadenas de franquicia por parte de directivas'. También coincide María Luisa Pérez, directora de comunicación de MundoFranquicia: 'El apo-yo de determinadas organizaciones que potencian la concesión de préstamos en condiciones ventajosas y ese reto aún utópico de conciliación de la vida familiar y profesional puede favorecer un cambio de la situación'.