Energía renovable

Las eólicas andaluzas y catalanas rechazan los planes de Industria

Las asociaciones de promotores eólicos andaluza y catalana pidieron ayer al Gobierno que rectifique y aumente su asignación de capacidad eólica. El Ejecutivo planea recortar la capacidad de generación de energía prevista por estas comunidades a menos de la mitad de lo que marcaban sus objetivos.

La Asociación de Promotores y Productores de Energía Eólica en Andalucía (Aprean) y la Asociación Eólica de Cataluña (Eoliccat) reclamaron ayer al Gobierno que cambie su propuesta de reparto de capacidad eólica y aumente la asignación para sus autonomías. Los representantes de los empresarios calificaron la propuesta del Ministerio de Industria de 'injustificada' e 'insuficiente'. 'Tenemos derecho a hacer el mismo desarrollo eólico que otras comunidades', aseguraron.

La última propuesta de asignación de potencia eólica del ministerio, entregada a las Comunidades Autónomas el pasado 26 de mayo, redujo sustancialmente el inicial reparto energético asignado a estas autonomías pese a que Red Eléctrica Española (REE) duplicó la capacidad de las redes nacionales para este tipo de energía, al pasar de 12.000 MW a 20.000 MW.

El plan otorgaba a Andalucía 1.680 megavatios (MW) para 2008 y a Cataluña, 1.100. Los planes energéticos autonómicos, que contaban con el beneplácito de cada Parlamento autonómico y de REE, fijaban la capacidad de 4.000 MW y 3.500 MW, respectivamente, para 2015.

Según los cálculos de Aprean y Eoliccat, las pérdidas ocasionadas por la menor potencia asignada ascienden a 2.000 millones de euros en Andalucía y 2.500 en Cataluña. 'Tenemos proyectos e inversiones comprometidas ya para cubrir 3.400 MW. La oferta actual resulta insuficiente', afirmó Mariano Barroso, presidente de Aprean.

Según estas asociaciones, el criterio ministerial para esta reducción de oferta energética ha sido la falta de desarrollo de las renovables en ambos territorios respecto de otras autonomías. Las patronales sostienen que el lento desarrollo de la energía eólica ha venido provocado por los complejos procesos de planificación del sector que se han llevado a cabo. 'Reconocemos que hemos perdido el tren de los planes industriales por no correr porque las fábricas ya están instaladas en otras zonas pero hemos ganado en ordenación y en tecnología', afirmó Ramón Carbonell, presidente de Eoliccat.

Las comunidades piden el doble de lo ofrecido

El nuevo Plan de Energías Renovables 2005-2010, aprobado en agosto pasado, eleva de 13.000 a 20.000 MW el objetivo de potencia instalada al final del periodo de vigencia del Plan. Las peticiones de los planes autonómicos suman en conjunto el doble, 40.000 MW. El ministerio de Industria tiene previsto modificar los objetivos en 2008 teniendo en cuenta el grado de cumplimiento de las comunidades, el desarrollo de las redes que permitan la evacuación a la red de la energía eólica generada y la evolución tecnológica de los aerogeneradores. 'Si no llegamos en 2008 a los 1.680 MW, no sólo no nos dejan aumentar a 3.200 sino que nos quitan lo que nos falte de capacidad para instalar', afirmó Barroso. A 30 de junio, Andalucía ocupa el sexto lugar entre las autonomías con parques eólicos, mientras Cataluña sería la novena.