TRIBUNA

Televisión por internet, lista para ver

Hace apenas cuatro años, la posibilidad de tener transmisiones de voz por internet (VoIP) se consideraba una quimera que jamás llegaría a la madurez comercial del mercado de masas. Entonces la pregunta más habitual que se hacían los analistas del sector era ¿quién se iba a sentar delante de su ordenador para hablar con los amigos?. Hoy en día, Skype, Vonage y la mayoría de los grandes operadores de telecomunicaciones han dado respuesta a esa cuestión.

En la actualidad se están planteando dudas similares sobre los servicios de televisión ofrecidos por internet (IPTV). Pronto estas dudas también quedarán despejadas aunque la justificación comercial de los servicios de IPTV variará según el mercado.

En Europa ya hay más de medio millón de suscriptores a IPTV, principalmente en España, Francia e Italia, y se estima que llegará a 18,8 millones de hogares en 2013. Está previsto que IPTV en la zona de Asia y el Pacífico esté presente en 20 millones de hogares cuatro años antes, en 2009. El mercado en EE UU sigue siendo pequeño, pero los actuales programas de inversión en alta capacidad le darán un importante empuje a lo largo de este año.

Las infraestructuras básicas para dar apoyo a la IPTV ya están establecidas o lo harán pronto. A medida que aumente la penetración de las suscripciones a banda ancha y los operadores de telecomunicaciones en redes de IP de alta capacidad (probablemente con despliegue de fibra óptica en la red de acceso), el ancho de banda necesario para IPTV estará a disposición de una porción cada vez mayor del mercado.

Otro factor capacitador radica en el hecho de que las tecnologías de compresión han reducido el ancho de banda necesario para un canal de televisión a menos de dos megabits por segundo. Aunque un servicio de múltiples canales o de alta definición requeriría mucha más capacidad, las compañías de telecomunicaciones pueden comenzar con un servicio a demanda. El resultado ha sido una oleada de inversiones, proveedores de plataformas como Microsoft, Lucent, buscadores como Google y empresas de telecomunicaciones como Telefónica, BT o Verizon están dedicando recursos a proyectos de IPTV.

Para las empresas de telecomunicaciones, el enfoque más evidente es entrar a través de sus capacidades existentes en infraestructuras de redes, pero para lograrlo necesitarán también capacidades de software para que los contenidos sean más fácilmente accesibles, junto con la agrupación de contenidos y las habilidades de gestión necesarias para satisfacer las expectativas de los clientes.

Otra cuestión a la que se enfrentan estas empresas de telecomunicaciones es saber si serán capaces de defender su base de clientes utilizando la IPTV en un triple juego de forma rentable con voz y datos en banda ancha, o incluso un juego cuádruple con móvil. Está comprobado que los paquetes multiproducto reducen la pérdida de clientes, pero una deficiente ejecución de cualquier elemento del conjunto hace que los consumidores rechacen todo el paquete, y la IPTV es un producto complejo.

Por todo ello, el determinante de éxito definitivo de los servicios de IPTV no serán las tecnologías, ni la capacidad de manejar el juego triple (o cuádruple). La verdadera diferenciación se basará en la calidad de los contenidos, la capacidad de comunicar una nueva experiencia de usuario basada en desligar el momento de emisión de un programa del momento en que se disfruta del mismo y también de la capacidad de promoverla. IPTV sólo será rentable si ofrece contenidos atractivos para los consumidores con una experiencia de consumo novedosa y atrayente.

Por último, todos aquellos agentes que quieran adentrarse en el espacio de la IPTV deben hacer frente a tres importantes retos: el primero es crear, u obtener acceso a una biblioteca de contenidos que sean atractivos para el mercado objetivo; el segundo es afianzarlo todo con seguridad, protegiendo el IP y los derechos de los contenidos, y el tercero tiene que ver con que los contenidos sean accesibles a través de una plataforma de IP que sea fiable y rápida.

Los ganadores en la IPTV serán aquellos que logren combinar la experiencia en plataformas de entrega con la gestión de los derechos de contenidos. Muy pocas organizaciones hoy en día cuentan con ambas capacidades. La carrera para unirlas sólo acaba de empezar.