Pascal Labrue

'El sector público es el que peor paga en Europa'

Está al frente de la división para el sur de Europa de Intrum Justitia, el líder europeo en el sector de servicios de cuentas a cobrar. Labrue advierte que los Gobiernos deben hacer más reformas legales para mejorar los periodos de pago.

El grupo Intrum Justitia administra las cuentas de 90.000 clientes, distribuidos en 22 países europeos. Entre ellos se encuentra España, cuyos niveles de impago no son alentadores, ya que representan el 2,6% de las ventas de las empresas nacionales, cuando el promedio en Europa es de sólo el 1,9%. El director regional de Intrum Justitia, Pascal Labrue, comenta la situación de morosidad a nivel europeo.

El riesgo de impago se ha elevado en Europa. ¿Cuáles son las causas de esta alza?

La insolvencia en las empresas europeas ha crecido, y eso ha redundando significativamente en un alto nivel de impago. En el sur de Europa ha crecido entre cinco y diez puntos, según qué país. Ha empeorado conforme se ha hecho efectiva una mayor demanda de dinero en el segmento del mercado de 'empresa a empresa' (business to business). Así ha ocurrido en España. En la medida en que facturas más, necesitas más dinero en efectivo. Así, muchas empresas españolas han ido posponiendo pagos a los clientes, lo que es un comportamiento peligroso. Mientras más recurras al impago, más riesgo hay de caer en insolvencia.

'Un retraso de diez días en el pago provoca una pérdida de ingresos del 4,5%'

¿Cómo incide la Administración en el aumento del nivel de impago?

El pagador más importante es, sin duda, la Administración. En Francia, la incidencia es significativa. Hace 16 meses, el Gobierno francés aprobó una ley que obligaba a la Administración a pagar a sus proveedores en un plazo máximo de 30 días. A pesar de esta norma la administración paga en la actualidad en 69 días, es decir 39 días después de lo que debiera.

¿Cómo es el comportamiento de la Administración pública en España?

En España y en el sur de Europa en general, el sector público es el que peor paga. En promedio en la región, las Administraciones tienen una demora de 25 días en el pago, y eso es suficiente para decir que tienen el peor comportamiento respecto a otros agentes como la empresa privada.

¿Influye la cultura de cada país?

La cultura puede formar parte del problema, pero es también una cuestión de organización de las instituciones. Los procesos en la Administración pública son muy largos, de tal forma que se suelen retrasar los pagos. Mi impresión es que hace falta más reformas por parte del Estado para mejorar los tiempos de pago.

¿Qué efectos tiene el retraso del pago de la Administración en los ingresos de las empresas?

El 30% de los clientes de las empresas son entidades públicas, creándose un círculo vicioso de insolvencia. Con un retraso de diez días en el pago, ya se tiene una disminución del 4,5% en los ingresos de una compañía.

¿Cuáles son las previsiones para España?

Las empresas están mejorando la administración del crédito. Esto es positivo.

¿La subida de los tipos de interés en la UE podría agravar la morosidad?

Por supuesto. Las compañías usan el crédito para financiar el pago a proveedores. Las empresas necesitan cada vez mayor financiación, por lo que el alza sostenida de las tasas de interés aumentará considerablemente el riesgo de impago.

Hasta 92 días para hacer frente a las facturas

Labrue recalca que Europa tiene el reto de reducir las pérdidas por impago, que en la actualidad afectan al 1,9% de lo que facturan las empresas. En España se ha experimentado una pequeña reducción de esas pérdidas. En 2005 las empresas consiguieron recortar el impago del 2,7% al 2,6% de las ventas. Esto no obedece, según Labrue, a una reducción significativa del nivel de riesgo, sino a que las empresas están realizando una mejor administración de las cuentas a cobrar. 'Las empresas españolas procuran ahora evitar al máximo incurrir en pérdidas', comenta.

España, Portugal e Italia son los países donde es más amplio el plazo medio de pago (91,5 días). En España, el promedio es de 84,6 días, mientras que en Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia (los que cuentan con mejores niveles de pago) el plazo se acorta a 31 días.