Cigarrillos

La cuota de mercado de Altadis cae en un año del 33,8% al 31,4%

La cuota de mercado en cigarrillos de Altadis se ha reducido en un año desde el 33,86% hasta el 31,41%, según datos de junio. Así lo reconoce la tabacalera en una presentación a analistas que ayer comunicó a la CNMV. A mediados de 2004, la cuota de mercado de la compañía ascendía al 36,88%.

Sin embargo, Altadis confía en recuperar durante los próximos años su 'potencial de crecimiento' en España, después de que la guerra de precios haya dañando su cifra de ventas y su rentabilidad y tras el establecimiento de un impuesto mínimo para todas las cajetillas.

Además, destaca que su cuota de mercado en cigarrillos rubios 'resiste' gracias a la extensión de su gama de productos, ya que la tabacalera lanzó en 2005 Ducados Rubio para competir en el segmento de precios bajos. Hoy, según la compañía, esta marca controla el 8,72% del mercado. Su cuota total en rubio se sitúa actualmente en el 25,28%, frente al 25,06% que tenía hace un año y el 27,24 que alcanzaba a mediados de 2004. En la presentación también destaca la caída de la cuota de su principal marca, Fortuna, que hace dos años controlaba el 20,81% del mercado, frente al 12,04% actual.

La tabacalera también incide en la internacionalización que ha llevado a cabo en los últimos años. Asegura que su negocio de cigarrillos ya no se basa únicamente en dos mercados 'pilares', como España y Francia, sino que a estos países se suman Alemania y Marruecos. Altadis indica que en 2002 el 62% de su volumen de ventas se concentraba en sus dos mercados principales. En 2005, el porcentaje de estos dos países se redujo al 36%.

Si se compara el valor de las ventas, España y Francia alcanzaban en 2005 el 69% de la facturación en cigarrillos, que se situaba en 1.689 millones de euros. En el pasado ejercicio, las ventas se elevaron hasta 1.979 millones y los dos países representaron el 51% del negocio de cigarrillos.

En cuanto a Francia, Altadis descarta un nuevo incremento de precios antes de las elecciones a la Presidencia que se celebrarán en la primavera de 2007, después de la subida de impuestos que afectó a ese mercado durante 2003 y 2004.