Combustibles

La bombona de butano costará 22 céntimos menos a partir de mañana

El precio máximo de la bombona de butano de 12,5 kilos bajará 22 céntimos de euro, un 1,7%, a partir de mañana, y se situará en los 12,13 euros por unidad, según ha informado hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Esta bajada supone un punto de inflexión en la evolución de los precios del butano, que han sufrido numerosas subidas consecutivas durante los dos últimos años. El último descenso registrado en el precio de este tipo de combustible se registró en abril del año 2004.

La rebaja de la bombona, recogida en una Orden Ministerial que publica hoy el BOE, se debe al abaratamiento de la materia prima y de los fletes (costes de transporte) en los mercados internacionales. La Orden Ministerial contempla un aumento del 3,7% en los costes de comercialización, para actualizarlos de acuerdo con la evolución del IPC.

A pesar de las numerosas subidas sufridas por este tipo de combustible durante los dos últimos años, los precios en España de los gases licuados del petróleo (GLP) envasados son muy inferiores a los del resto de los países de la Unión Europea. Según datos de la Asociación Europea de GLP, en abril de 2005 los precios eran un 51% más altos en Portugal, un 135% en Francia y un 139% en Italia, en comparación con los españoles.

Subida de las tarifas eléctricas

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado hoy la revisión de las tarifas eléctricas reguladas, que fija una subida del 0,8% para los usuarios domésticos y del 6% para los grandes consumidores industriales a partir de mañana, según ha informado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La llamada tarifa social, a la que están acogidas las personas con menos recursos, se mantiene sin cambios, según destacó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo.

El Real Decreto aprobado hoy incluye otras medidas complementarias como la obligatoriedad de instalar telecontadores eléctricos a partir del 1 de julio de 2007 o la supresión de algunas tarifas específicas. La subida media de las tarifas eléctricas se sitúa en el 1,38 %, tal como figuraba en la propuesta que Industria remitió a la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

El objetivo de esta revisión, que estaba prevista en el Real Decreto de Tarifas para 2006, aprobada en diciembre, es pagar a las compañías eléctricas el déficit tarifario acumulado en 2005, que ascendió a 3.810,5 millones de euros. Las eléctricas recuperarán esa cantidad a través de la propia tarifa en los próximos catorce años y medio, hasta 2020. No obstante, las compañías podrán ceder a terceros sus derechos de cobro, lo que abre la puerta a su titulización (conversión en títulos negociables), mecanismo que les permitirá adelantar su recuperación.