CincoSentidos

Más gasto en teatros, menos en discos

Los españoles han pasado de comprar dos discos de media en el mercado legal en 2001 a sólo uno el pasado año. Es el suma y sigue de la piratería, que alcanza cada vez con más fuerza al sector videográfico. El gasto de los consumidores en DVD (alquiler y compra), desciende por primera vez, un 26%, por efecto de las copias piratas y las descargas ilegales -éstas últimas afectaron a 80 millones de películas y 509 millones de archivos musicales-. Los datos empobrecen una industria cultural que en 2005 mostró su cara más amable en el apartado de espectáculos en vivo.

El diagnóstico procede del Anuario SGAE 2006 de las artes escénicas, musicales y audiovisuales, que desde hace ocho años ofrece datos estadísticos básicos sobre la cultura y el ocio en España. El informe, de casi 600 páginas, acompaña las más de 230 tablas y los más de 100 gráficos con el análisis de expertos en la materia. El Anuario pretende ser una herramienta de análisis que contribuya a hacer un diagnóstico de la realidad y a elaborar propuestas estratégicas, como destaca en la presentación del informe el presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Eduardo Bautista.

Las artes escénicas pasan con nota el ejercicio. Por cuarto año consecutivo, crece el número de espectadores, un 3,4%, y la recaudación, un 14,9%. A lo largo de 2005, 16.100.150 personas asistieron a alguna de las 64.100 representaciones de teatro, danza, ópera y zarzuela. Los espectáculos de mayor éxito fueron de nuevo los musicales, que contribuyeron a incrementar la taquilla del teatro en un 16,8%. La danza conserva el número de espectadores y mejora la recaudación en un 8,2%, mientras que el género lírico gana público, un 5,9% más de espectadores y un 10,8% de incremento de ingresos en taquilla, a falta del desarrollo de nuevas infraestructuras como el Palau de les Arts en Valencia.

La música clásica también se beneficia de la tendencia de la sociedad española a emplear dinero en acudir a espectáculos en vivo. El número de conciertos en 2005 superó en un 2,5% la cifra del año anterior. En total, 5.461.942 espectadores, un 5,8% más, disfrutaron de alguno de ellos. De éstos, 1,7 millones optaron por la música sinfónica, conciertos que en un 74% son de pago; por el contrario, 1,95 millones de espectadores asistieron a escuchar música de cámara, actuaciones que en el 70,3% de las veces son gratuitas.

Los 126.778 conciertos de música popular, un 10,5% más que en 2004, atrajeron a 24,3 millones de espectadores, cifra que supera el techo de 23,6 millones marcado en 2002.

Hasta aquí, el balance positivo, porque en cuanto el análisis llega a sectores amenazados por la copia ilegal, la evolución es negativa. La música grabada en España registró una caída del 5,8% en el número de unidades y del 5,2% en el valor de las ventas, tendencia que, no obstante, mejora la de años anteriores. A pesar de los descensos, España se mantiene en la 9 posición de los mercados de música grabada. La piratería representaba el 14,5% del total de las ventas en España, con Alicante a la cabeza. Entre los 50 discos más vendidos en nuestro país, 34 son de artistas españoles, liderando la lista Pájaros en la cabeza, de Amaral.

El cine tampoco se libra del luto: menos pantallas y sesiones, caída del 11,6% de espectadores y descenso del 9% en los ingresos por taquilla. Del total de la recaudación, además, el 60,1% corresponde al cine de origen estadounidense, mientras que el español alcanza una cuota del 16,8% que hay que matizar. En efecto, en estas cifras se incluye la recaudación de El reino de los cielos y Sahara, producciones con participación de capital español. Excluyéndolas, la cuota de mercado para el cine español sería del 14,4%, cercana a la cifra de 2004.

El sector videográfico acusa los efectos de la desaparición del soporte VHS, el descenso de precios de los DVD y la piratería. El mercado de compra cae un 28% y el de alquiler, un 11%. La trilogía de El señor de los anillos ha sido la más comprada y Collateral, la película más alquilada.

El Anuario de la SGAE analiza también las demandas de televisión y de radio. Destaca el consumo medio de 217 minutos de televisión por persona y día, prácticamente igual que el año anterior, y un tiempo medio de escucha de radio por habitante de 110 minutos, frente a los 115 de 2004. Recoge, además, la dimensión de la industria de los videojuegos que incrementó su facturación un 16% y equivale ya al 90% de la suma de las ventas discográficas y de vídeo en nuestro país.

Con los datos, los autores insisten en que sus derechos se vean recogidos y reforzados en la nueva Ley de Propiedad Intelectual, aún en proceso de aprobación.