Astilleros

Navantia cierra el primer trimestre con unas pérdidas de 13,7 millones

El grupo público de construcción naval Navantia (dependiente de la SEPI) cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas de 13,7 millones de euros.

La cifra de negocio, por su parte, alcanzó un importe de 189,3 millones para la matriz y de 194,3 millones para el grupo consolidado. Este grupo, que hasta ahora no constaba como tal en las cuentas oficiales que presenta la SEPI cada tres meses, está formado por las participadas Renosa (100%), Saes Capital (51%), Defex (51%), Sociber (50%) y Simant (33,3%).

Hasta el 31 de marzo, las contrataciones del grupo ascendían a 1.532 millones de euros, lo que incluye dos contratos para la construcción de patrulleros para Venezuela, así como el de varios cascos de unos buques quimiqueros para el grupo Vulcano.

En cuanto a la cartera de pedidos, el valor estimado era de 4.844 millones de euros, que incluyen proyectos como los submarinos S-80, el nuevo buque de aprovisionamiento y combate (BAC) para la Armada española, los patrulleros venezolanos o las fragatas encargadas por Noruega.

Por su parte, los astilleros civiles de Izar en liquidación (que incluyen las plantas de Gijón, Sestao, Sevilla y Manises) redujeron sus perdidas de los 66,59 millones con que cerraron el primer trimestre de 2005 a los 33,59 millones de este año generados por 'gastos extraordinarios'. La cifra de negocio pasó de 31,7 a 24,31 millones.