Valores a examen

¿Pueden remontar el vuelo los títulos de EADS?

Son tiempos difíciles los que vive el gigante europeo de la aeronáutica. Si la sesión del miércoles pasado vio cómo sus valores en bolsa se dejaban un 26% -después de haber llegado a caer un 33%-, el viernes se dio a conocer que Noel Forgeard, copresidente de la compañía, ejecutó el pasado marzo una venta masiva de acciones de la compañía. La operación, replicada por sus tres hijos y por otros ejecutivos de la compañía, le permitió unas plusvalías de 2,5 millones de euros. ¿Está preparado el valor para despegar, o soplan vientos cruzados para la compañía?

Del cielo a la tierra, sus títulos rozaron los 36 euros por acción a mediados de marzo en el mercado continuo español, y ya habían pasado por un bache el pasado 22 de mayo cuando cerraron a 25,25 euros. Pero el batacazo del día 14 de junio fue excepcional, y dejó tiritando las participaciones en el consorcio a 18,75 euros: a primera vista un precio muy atractivo, incluso teniendo en cuenta la mala situación de la cartera de pedidos de la compañía para los próximos tres años.

Así lo consideraban algunas casas de análisis en informes publicados antes de que se diera a conocer la voluminosa operación de Forgeard. Pero después de conocerse ésta, las incertidumbres sobre la gestión se suman a las del proyecto industrial. Así lo cree Alberto Alonso, gestor de renta variable de Inversis Banco, que detalla cuáles son los dos principales obstáculos a los que se enfrenta la empresa para atraer a los inversores.

En primer lugar, el fallido plan industrial que le ha llevado a retrasar prácticamente en medio año su calendario de entregas del proyecto estrella de Airbus, el A-380, sumado a la débil salud del resto de su cartera de pedidos ­Boeing ha conseguido 302 pedidos del 737 este año, frente a las 84 de su competidor, el Airbus A320-. El resultado: 2.000 millones de euros menos en el resultado bruto de explotación (Ebitda).

AIRBUS GROUP 107,08 0,36%

En segundo término, y sobre todo, los problemas de confianza que suscita ahora la compañía entre los inversores. Con una gestión cuanto menos ¢dudosa¢, como afirma Alonso, y que roza la cuestión ética en lo que se refiere a las opciones sobre acciones de Forgeard, que se añade a la inestabilidad corporativa del consorcio, resulta aún más difícil hacer creíble el proyecto para los inversores en general y los grandes fondos en particular.

Todo ello hace que valorar la empresa resulte muy complicado en estos momentos, según Alonso, que en todo caso estima que le esperan varios ejercicios muy difíciles. Habrá una pequeña recuperación, según este analista, pero a precios muy modestos, que tendrán soporte en los 18 euros, y que no superarán los 22 en bastante tiempo. En todo caso, ¢la travesía del desierto de EADS puede durar tres años¢, concluye Alonso. Así que para ver al título en 24, como aseguran las mejores expectativas, habrá que esperar al largo plazo.¡