CincoSentidos

Cuando los hijos son arma arrojadiza en los divorcios

Los expertos lo llaman 'síndrome de alineación parental'. Para los profanos, consiste en que cuando se ha producido un divorcio o una separación, uno de los progenitores intenta educar a los hijos en el odio contra el otro progenitor. Y lo peor es que esta actitud, definitivamente maligna para los niños, se está disparando en España. Al menos así lo creen en la Oficina del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, que acaba de editar una guía titulada El síndrome de alienación parental.

Su autor, el psicólogo José Manuel Aguilar, autor de un libro al respecto, se dedica a realizar informes periciales en procesos de divorcio ante los tribunales. 'Hace unos tres años que empecé a detectar que en los juicios algunos progenitores estaban utilizando a los hijos como armas arrojadizas contra el otro progenitor. Normalmente es el ex cónyuge que se ha quedado con la custodia de los niños', aclara. Puntualiza, sin embargo, que 'la alienación parental la hace quien puede y, en muchos casos, ni siquiera es uno de los progenitores, sino alguno de los abuelos que se dedica a malmeter contra el padre o la madre de sus nietos'.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial, en 2005 se produjeron 25.516 separaciones, de las cuales 8.882 (35%) fueron conflictivas, y el resto de mutuo acuerdo. Los divorcios fueron ese mismo año 46.310, de los que 17.605 (38%) fueron conflictivos. Sin embargo, todos los expertos matizan que la alienación puede aparecer después. 'En muchos casos, a los seis meses o los dos años, cuando un de los progenitores deja de pasar la pensión o se busca una nueva pareja. Entonces, empiezan las denigraciones', comenta Aguilar.

Normalmente, el progenitor alienador (como le denominan los expertos) empieza a denigrar al otro y posteriormente a interferir en los contactos de los hijos con el ex cónyuge. Por último, el hijo asume esta actitud como suya y pasa a enfrentarse con el progenitor denigrado y negarse a estar con él.

Una de los defensas que se tiene si se sufre esta situación es acudir a los tribunales. Según Aguilar, en España ya se han producido decenas de sentencias, tanto en primera instancia como en las Audiencias Provinciales, en las que el juez ha revocado la custodia al progenitor que ha generado el síndrome de alienación parental contra su ex pareja. De hecho, este problema que no es exclusivo de España, aunque aquí ha aparecido más tarde en el plano judicial, ya ha generado sentencias en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Consejos. Lo que nunca se debe hacer en caso de una separación

¦bull; No involucrar a los hijos en los problemas de los adultos. No hay que olvidar que para los hijos, ambos padres son las cosas más importantes del mundo.

¦bull; Se debe vencer la tentación de hacer comentarios negativos del otro delante de los niños.

¦bull; No comentar los acontecimientos judiciales en presencia de los hijos.

¦bull; La familia. No sólo hay que evitar este comportamiento personal, hay que controlar y evitar que miembros de la familia (padres o hermanos) malmetan contra el otro progenitor.

¦bull; Terapeutas. Los hijos no son amigos y consejeros con los que desahogarse. Para eso es mejor acudir a la ayuda de un profesional.

¦bull; Hay que cuidar el lenguaje. Los hijos pueden malinterpretar algunas expresiones, considerar que se intenta agredir al otro progenitor. Los niños no entienden el lenguaje de los adultos de la misma manera que los mayores.